EU: Visitan cárcel de inmigrantes tras críticas

SAN DIEGO ( AP). En pleno debate sobre las condiciones de vida que sufren los inmigrantes en centros de detención, un funcionario de salud estadounidense visitó el miércoles uno de ellos y dijo que le gustó lo que vio.

El doctor David Rutstein, un alto funcionario del Departamento de Sanidad, preguntó a un farmacéutico si los pacientes tienen acceso con rapidez a medicinas psiquiátricas poco comunes, si hay intérpretes disponibles para explicar como funcionan los medicamentos y cómo son evaluados médicamente los inmigrantes cuando llegan.

Rutstein, el Inspector General de Sanidad adjunto, dijo que sus preguntas reflejan las quejas que ha oído sobre el centro de detención Otay Mesa, en San Diego. Señaló que no sabe lo suficiente aún como para decir si los críticos del centro tienen razón, pero que de momento le gustó lo que vio.

" Puedo decir que las preguntas que pregunté fueron contestadas de forma correcta y profesional", dijo Rutsein durante una entrevista tras la visita de una hora. " Puedo decir que los empleados parecen increíblemente competentes y profesionales...Puedo decir que las instalaciones que vi parecían de gran calidad".

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas tiene normalmente a más de 30.000 inmigrantes bajo su custodia en cientos de centros de detención alrededor del país. Muchos suelen estar un mes allí, pero algunos pueden pasar años.

A medida que la detención de inmigrantes por parte de las autoridades ha aumentado considerablemente en los últimos años, también han aumentado las críticas a las condiciones de vida en estos centros.

La oficina del Inspector General de Sanidad controla el Servicio de Salud Pública de los Cuerpos Comisionados, que ofrece doctores y enfermeras a los centros de detención del Servicio de Inmigración.

Rutsein dijo que su oficina no implanta políticas generales en estos centros.

El funcionario, que se encontraba en San Diego debido a una conferencia, dijo que nunca había visitado un centro de detención antes pero que espera visitar otros.

El centro de San Diego se encuentra a poca distancia de la frontera con México y aloja aproximadamente a 650 inmigrantes, la mayoría hombres. La instalación fue objeto de críticas después de que se le negara una biopsia a un indocumentado de El Salvador debido a una dolorosa lesión en el pene.

Francisco Castañeda fue después diagnosticado con cáncer en los genitales y murió en 2008 a los 36 años.

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles demandó al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas en 2007, alegando que el cuidado médico en el centro era inadecuado.

La demanda, pendiente en la corte de San Diego, asegura que los detenidos esperan a menudo semanas para ver a un doctor o enfermera y que se les niega tratamientos necesarios.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes