EU no condiciona DH para reingreso de Honduras a OEA

WASHINGTON ( AP). Estados Unidos se pronunció el miércoles en contra de requerir una mejoría en la protección de los derechos humanos en Honduras como condición para que el país reingrese a la Organización de los Estados Americanos.

El pronunciamiento se produjo el mismo día que 30 congresistas estadounidenses solicitaran al Departamento de Estado la suspensión de cualquier ayuda a Honduras " mientras asesinatos de activistas políticos, periodistas y otros ataques continúan con casi impunidad", en una carta dirigida a la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton.

" Donde discrepamos con nuestros colegas legisladores es que ellos condicionaron el progreso en (la protección de) los derechos humanos como una precondición para el regreso de Honduras a la OEA", dijo en conferencia de prensa el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley.

La OEA expulsó a Honduras tras el derrocamiento del entonces presidente Manuel Zelaya en junio del 2009. Varios países miembros se oponen a que la nación centroamericana se reintegre al organismo, alegando que Tegucigalpa debe permitir el regreso de Zelaya, quien se encuentra exiliado en República Dominicana.

La OEA presentará el mes próximo un nuevo informe sobre la situación en Honduras, para que los países miembros decidan si se han cumplido o no los asuntos que mantienen detenida su reincorporación al organismo, informó la semana pasada su secretario general José Miguel Insulza.

"Creemos que van de la mano. Mejorar el desempeño democrático del gobierno es vital, pero reintegrar Honduras a la comunidad de naciones democráticas también es importante", agregó.

" De hecho, la elección del presidente (Porfirio) Lobo fue por sí sola un gran avance para Honduras. Hubo una sugerencia en la carta de que el nuevo gobierno es responsable por las acciones del viejo gobierno. Rechazamos esa sugerencia", indicó Crowley.

La misiva, encabezada por el legislador demócrata Sam Farr, coincidió con la reunión que el subsecretario de Estado para Narcotráfico Internacional, David Johnson, y el embajador estadounidense Hugo Llorens planeaban celebrar el miércoles con Lobo en Tegucigalpa.

Las autoridades hondureñas han restado importancia a los ataques al catalogarlos como " un síntoma de la criminalidad vinculada al narcotráfico y al crimen organizado", según la carta.

En los últimos dos años han muerto en circunstancias similares unos 10 periodistas, 30 abogados y gran cantidad de empresarios y obreros, y las autoridades aún no aclaran los crímenes.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) anunció la víspera que el promedio de muertes violentas en Honduras se duplicó a 16,2 por día en el primer semestre del 2010.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes