EU: estudiantes sin residencia serán expulsados

DEL RIO, Texas, EU ( AP). Por generaciones, los estudiantes que viven en el norte de México han eludido los requisitos de residencia para asistir a escuelas públicas estadounidenses, pero cuando el supervisor de una ciudad fronteriza de Texas se enteró que unos 400 niños cruzaban diario el puente internacional con sus mochilas, pero sin visa de estudiante, decidió actuar.

La comunidad de Del Río está conectada por un puente con Ciudad Acuña, en México, y como casi todas las otras ciudades fronterizas, las dos operan en tándem, con ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes viviendo y trabajando a ambos lados. Todo eso es legal, pero la asistencia a las escuelas públicas de niños que viven en México es algo diferente.

" Vimos varias furgonetas (con matrículas mexicanas) llegar a las escuelas y dejar niños. Es obvio lo que está pasando", Kelt Cooper, supervisor del Distrito Escolar Consolidado Independiente de San Felipe Del Rio.

Cooper instruyó a funcionarios del distrito que vigilasen el puente y advirtiesen a los estudiantes que serían expulsados si no demostraban que vivían en el distrito, un paso que ha sido criticado por grupos de derechos cívicos, pero respaldado por opositores a la inmigración.

" Tenemos una ley. La estamos respetando", dijo Cooper, que se ha pasado casi toda su vida en la zona fronteriza y a quien no le gusta convertirse en un caso célebre para ninguna de las partes en el debate sobre inmigración. " Sólo cumplo con mi trabajo", afirmó.

Al igual que los padres en otras partes del país que envían a sus hijos a mejores escuelas fuera de sus distritos, algunos padres que viven en el norte de México envían a sus niños a escuelas públicas estadounidenses, ante la creencia de que son más seguras y ofrecen mejor educación. Muchos de ellos también esperan que eso pudiera darles mejor acceso a universidades en Estados Unidos.

El estatus de migración no es lo importante en esos casos. Hace un decenio el Tribunal Supremo de Estados Unidos emitió un veredicto que prohibe a funcionarios escolares preguntar siquiera la ciudadanía de los alumnos. No obstante, de acuerdo con funcionarios de aduanas y fronteras, los estudiantes que usan el puente entran legalmente a Estados Unidos porque son ciudadanos estadounidenses o mexicanos con visas de estudiante. Esas visas son usadas por niños mexicanos que van a escuelas privadas o parroquiales.

Pero para las escuelas públicas, que son gratis, las leyes del estado requieren que los estudiantes vivan en el distrito, una regla que muchos funcionarios no hacen cumplir estrictamente. Muchos se sienten incómodos con la ley, porque pudiera negar a niños ciudadanos estadounidenses el acceso a escuelas públicas.

Además, rechazar estudiantes cuesta dinero al distrito.

Las escuelas en Texas reciben dinero por cada estudiante, principalmente de fondos creados por impuestos locales sobre la propiedad y suplementos estatales diseñados para equilibrar mejor las escuelas en distritos ricos y pobres.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes