EU levanta advertencia contra pimientos mexicanos

WASHINGTON (AP). El gobierno estadounidense anuló la prohibición que impuso a pimientos mexicanos por su presunta relación con un brote de salmonelosis que ya se disipa luego de afectar al menos 1,400 personas.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA, sus siglas en inglés) levantó el jueves la advertencia hecha a los estadounidenses para que no consumieran los ajíes jalapeños y serranos procedentes de México, aunque dijo que la nueva decisión no garantiza la ausencia de un nuevo brote.

"Ninguno de nosotros puede proporcionar una garantía categórica de que la salmonela saintpaul no reaparezca", dijo el doctor David Acheson, director de seguridad alimentaria de la FDA. "No hemos identificado la fuente primaria" del brote infeccioso, añadió sobre el origen de la salmonelosis en la también implicaron infructuosamente al tomate mexicano.

La fuente primaria posiblemente jamás sea conocida, en parte debido a las deficiencias en el sistema de sanidad alimentaria en Estados Unidos, según la FDA.

Los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) y la Administración de Drogas y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) habían dicho que encontraron evidencias que implicaban a los chiles jalapeños y serranos, y a un plantío, de México con el peor brote de una enfermedad por alimentos contaminados en Estados Unidos en una década.

Empero, los investigadores no pudieron disipar las dudas en el caso de los tomates nacionales e importados, aunque las pruebas son mucho más endebles.

El embajador de México, Arturo Sarukhan, envió a finales de julio una carta al secretario de Salud de Estados Unidos, Michael O. Leavitt, para pedir que la FDA se abstuviera de señalamientos públicos sobre los chiles jalapeños mexicanos porque la investigación era inconclusa y carecía de evidencia científica.

Por ese tiempo, el director del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, Enrique Sánchez, dijo a The Associated Press que la FDA había visitado fincas productoras de tomate y jalapeño en cuatro estados de México y no había encontrado rastros de salmonela.

Según el Consejo Nacional de Productores de Chiles de México, las exportaciones del ají jalapeño a Estados Unidos bajaron a la mitad en el primer mes de la advertencia estadounidense, de 7,000 toneladas a unas 4,000 toneladas.

Los funcionarios de la FDA y CDC dijeron que se necesitan varias medidas para mejorar la seguridad sanitaria de las hortalizas frescas, incluso cuando el gobierno y la comunidad médica recomiendan a los consumidores que coman más fruta y hortalizas.

Entre las medidas mencionadas: procedimientos estándar y las medios económicos para que los laboratorios estatales analicen muestras para detectar posibles patógenos más rápidamente. Y medidas en la industria del ramo para localizar la granja de la que procedió cualquier hortaliza presuntamente contaminada.

Los CDC dijeron que el brote comenzó en abril y que para principios de agosto el número de casos nuevos bajó al menor nivel considerado normal. La mayoría de las víctimas se enfermaron en mayo y junio. Y desde principios de julio no ha habido nuevos brotes originados en restaurantes. Eso "es un indicio importante de que ha concluido este brote particular", dijo el doctor Robert Tauxe, director adjunto de enfermedades propagadas por alimentos de la CDC.

Texas fue el estado más afectado, con casi el 40% de todos los casos confirmados. Hubo personas infectadas en 43 estados y Washington.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes