EU negocia bases militares en Colombia

BOGOTA (AP). Estados Unidos y Colombia están finalizando un acuerdo por medio del cual ampliarán la presencia militar estadounidense en el país latinoamericano, incluyendo misiones de intercepción de drogas de las fuerzas aéreas fuera del valle central del país.

Ambos bandos dicen que esperan que una quinta ronda de negociaciones previstas para este mes en Bogotá cierren un contrato de arrendamiento de 10 años.

Opositores al acuerdo, sin embargo, temen que un mayor papel estadounidense en el mayor país productor de cocaína del mundo implique a Washington de forma más intensa en un complicado conflicto y provoque problemas con los vecinos izquierdistas de Colombia.

Los detalles de las negociaciones son secretos y funcionarios estadounidenses no ofrecieron comentarios y sólo confirmaron la próxima tanda de negociaciones.

"Nada está acordado hasta que todo esté acordado", dijo el ministro interino de defensa colombiano, Freddy Padilla, a la Associated Press, también rechazando ofrecer más comentarios.

Otros funcionarios militares colombianos y civiles familiares con las negociaciones dijeron a la AP que el actual borrador del acuerdo especifica "visitas" más frecuentes de aviones y barcos estadounidenses, que serán recibidos en tres bases aéreas y dos bases navales, en la Bahía de Málaga, en el Pacífico; y en Cartagena, en el Caribe.

Los funcionarios, que hablaron en condición de anonimidad debido a las negociaciones abiertas, dijeron que el centro del acuerdo es la base aérea de Palanquero, en Puerto Salgar, en el río Magdalena, unos 100 kilómetros (60 millas) al noroeste de Bogotá.

Palanquero estuvo fuera del límite de las operaciones militares estadounidenses hasta abril del 2008, después de una sanción por infringir los derechos humanos: un helicóptero colombiano militar que usaba la base mató a 17 civiles en el bombardeo, en 1998, de un pueblo del norte del país. La operación se mantuvo en secreto al principio.

Un proyecto de ley aprobado por la cámara baja estadounidense y pendiente de aprobación en el Senado destinaría 46 millones de dólares para construcción en Palanquero, que ya cuenta con una pista de aterrizaje de 3.500 metros, dos enormes hangares y es la base del principal de los aviones de combate de Colombia. El dinero sería ofrecido 15 días después de que se firme un acuerdo.

Las misiones de intercepción que ahora asumiría Palanquero se centraban en Manta, Ecuador, en el Pacífico. Pero el presidente ecuatoriano Rafael Correa se negó a renovar un contrato de arrendamiento de 10 años que expira en noviembre.

La decisión de Correa tiene que ver con temas de soberanía nacional. Desde enero, Correa ha expulsado a dos diplomáticos estadounidenses por supuesta intromisión.

Aproximadamente 600 miembros de las fuerzas armadas estadounidenses y contratistas civiles trabajan en Colombia, según las cifras más recientes disponibles.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes