EU ya no recomienda cierre de escuelas por gripe porcina

EU (AP). Joan Tishkevich no pudo ocultar su alegría. "¡Sí!", exclamó la mujer, quien tiene dos niños, ayer martes, durante una conversación telefónica, en la que se le dijo que las autoridades federales de salud no recomendaban ya que las escuelas cerraran por la gripe porcina.

Ello significaba que su hijo Jack, de 8 años, volvería pronto a sus clases de segundo grado y a su adorado equipo de béisbol de las Pequeñas Ligas. Y principalmente significaba que Tishkevich dejaría de verse en la necesidad de llevar al niño a la oficina, en una empresa de bienes raíces en Kennebunk, Maine, donde trataba de entretenerlo con libros mientras ella sostenía reuniones.

La semana pasada, el gobierno recomendó a las escuelas cerrar sus puertas un par de semanas si se sospechaba que había casos de esa influenza. Cientos de aulas en todo el país siguieron esa directriz y cerraron temporalmente.

Kathleen Sebelius, secretaria de Salud y Servicios Humanos, dijo el martes que el virus de la influenza porcina resultó ser menos grave de lo que se temía y el gobierno decidió modificar su recomendación. De todas formas, Sebelius enfatizó que los padres aún deben mantener a sus hijos enfermos en casa, y los que tengan síntomas de influenza deben permanecer en su vivienda durante siete días.

La cifra de casos confirmados de gripe porcina en Estados Unidos ya superó los 400, y hay cientos de casos más que también podrían ser de la misma enfermedad. Además, se reportó el martes el primer fallecimiento de un residente de Estados Unidos por el padecimiento, una mujer en Texas, quien sufría otra enfermedad crónica.

Al parecer, los distritos escolares aplicarán de inmediato la medida de reabrir. Algunos, consultados por The Associated Press, dijeron que reanudarían actividades el miércoles.

Entre los demás, muchos dijeron que esperarían al jueves. Unos cuantos no reabrirían sino hasta el lunes.

Al cambiar su recomendación, los funcionarios de salud dijeron que habían tomado en cuenta los problemas creados a los padres de familia por el cierre.

El doctor Richard Besser, director interino de los Centros de control y Prevención de Enfermedades (CDC en inglés), dijo que las autoridades supieron de casos en que los niños eran dejados en bibliotecas, o de padres que no podían obtener permisos para ausentarse y cuidar a sus hijos.

"Las desventajas de cerrar las escuelas comienzan a superar los beneficios", dijo Besser.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes