EU: remesas a México también afectadas por recesión

EL PASO, Texas, EU ( AP). Las dificultades económicas de Estados Unidos, que han desencadenado la más prolongada recesión desde la Gran Depresión de los años 30, han reducido en un 18% las remesas que envían los inmigrantes mexicanos a su país.

El Banco de México (central), que mantiene un registro del dinero que envían los mexicanos residentes en el exterior, anunció el mes pasado que esas remesas habían descendido de 2,190 millones de dólares en abril del 2008 a 1,780 millones de dólares en el mismo mes de este año, un decremento correspondiente al 18%.

Se trata del peor descenso en los envíos de dinero, una cifra sin precedente.

México no es el único país que ha visto decrecer su monto de remesas. China y la India encabezan la lista de países que engrosan sus divisas con las remesas de sus emigrantes, pero el vecino del sur de Estados Unidos basa su economía en los miles de millones de dólares que recibe anualmente.

Miles de millones de mexicanos residen legalmente o sin documentos en Estados Unidos pero la economía no ha afectado a todos por igual, algo que depende más de la industria en que trabajaban, tales como la construcción y las manufacturas.

" En realidad es un reflejo de los puntos más débiles de la economía", destacó David Besanko, catedrático de la Escuela de Administración de Empresas de la Universidad Northwestern "Los inmigrantes trabajan desproporcionadamente en mayor número en los sectores de construcción y en manufacturas".

Asimismo hay información de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos de que menos gente cubre la ruta hacia el norte en busca de trabajo en Estados Unidos.

Encuestas realizadas por grupos de investigación como el Centro Hispano Pew, de Washington, demuestran que el mismo número de hispanos que vive en Estados Unidos sigue enviando dinero a México y a otras naciones de América Latina, pero las cifras se han reducido en directa relación con su ingreso.

En el pasado, los mexicanos que viven en Estados Unidos enviaban unos 25,000 millones de dólares anualmente a su país, sólo una fracción del Producto Bruto Interno (PBI) estadounidense de casi 14 billones de dólares.

La ausencia de ese dinero que siempre fue enviado al extranjero no afecta a la economía activa de Estados Unidos, porque en realidad es como si nunca hubiera existido porque nunca se gastó localmente sino en otros mercados.

En cambio para la economía mexicana, la ausencia de remesas que constituyen la segunda fuente de divisas después de las exportaciones de petróleo, podría significar un profundo impacto.

El peor efecto es probable que se sienta en comunidades rurales, de donde proceden por lo general los mexicanos que históricamente han emigrado a Estados Unidos. Las áreas urbanas, agrega Besanko, tienen una economía local más estable por lo cual pueden sobrevivir sin ingresos de remesas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes