Ecuador: Monigotes despiden año viejo

Figuras de políticos, artistas de la farándula o del deporte, nacionales y extranjeros, comenzaron a aparecer en los corredores, aceras, ventanas y tiendas de la calle Seis de Marzo, de Guayaquil.

Los muñecos de papel con armazón de madera permanecerán allí hasta el 31 de diciembre a medianoche, cuando serán incinerados para recibir al Año Nuevo. Los monigotes representan al año que se va, por ello esta costumbre ecuatoriana se denomina "la quema de los Años Viejos".

Con la quema de los monigotes, la gente dice que incinera los malos momentos ocurridos durante el año que termina, mientras otros lo asumen como un proceso de purificación para iniciar el nuevo periodo con "buenas vibras".

Las figuras pueden ser de una princesa de Disney, el Hombre Araña, un personaje de Chespirito, los jefes en los trabajos, o la imagen de políticos desde el presidente hacia abajo. En la actualidad, los muñecos representan al presidente ecuatoriano Rafael Correa.

Los "Años Viejos" son populares en todo el país, pero Guayaquil y particularmente la calle Seis de Marzo es el centro de esta actividad, donde la gente ha hecho de esto su negocio y su hobby.

Debido a su muerte reciente, los populares personajes creados por el comediante mexicano Roberto Gómez Bolaños, más conocido como Chespirito, son de los más buscados.

Los "Años Viejos", muchos de tamaño humano natural, cuestan desde seis dólares hasta 400 los más caros.

Antes de iniciar la quema, en la calle Seis de Marzo se realiza un concurso para escoger al monigote más grande y mejor elaborado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7