Ecuador dice que tiene actitud "firme" frente a las FARC

QUITO (AP). La desconfianza de Ecuador en el gobierno colombiano impide cualquier intercambio de información sobre asuntos de seguridad pero eso no modificará "nuestra actitud firme frente a las FARC", dijo el jueves el ministro de Defensa, Javier Ponce.

En tanto, la cancillería reiteró a través de un comunicado la política del Ecuador "de rechazar la presencia de dicho grupo irregular en territorio ecuatoriano".

También censuró "las prácticas atentatorias contra el derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario así como conductas ilegales de apoyo al narcotráfico".

Instó a la guerrilla a que "libere de inmediato y sin condiciones" a los secuestrados.

"Hay un hecho de desconfianza hacia el gobierno colombiano, entonces con qué confianza continuaremos intercambiando la información", señaló el ministro Ponce en entrevista exclusiva con el diario La Hora, en referencia al malestar que persiste en el gobierno del presidente Rafael Correa a raíz de la incursión armada colombiana a territorio ecuatoriano para atacar un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.

La acción, que dejó 25 muertos, incluido Raúl Reyes, alto jefe rebelde, provocó que Ecuador rompiera relaciones diplomáticas con Colombia, el 3 de marzo, sin que hasta la fecha existan indicios sobre una posible reanudación de los vínculos.

Ponce aclaró que a pesar de que ya no existe intercambio de información con Colombia "no hay razón para beneficiar a las FARC, nosotros seguimos investigando". Recordó también que hace tres días "hemos desmantelado un campamento de las FARC cuando ya no había esa comunicación con Colombia".

"No creo que eso limite las posibilidades de nuestra actitud firme frente a las FARC", agregó.

El gobierno colombiano ha acusado a Ecuador de ser tolerante y hasta permisivo con las FARC que controlan la zona selvática fronteriza del lado colombiano, lo que ha sido negado reiteradamente por Quito.

Los rebeldes suelen cruzar la frontera para huir de combates con las fuerzas regulares y descansar. También compran víveres y medicinas vestidos de civil.

Correa, en el poder desde enero del 2007, reiteró hace poco que no permitirá que ninguna fuerza regular o irregular extranjera cruce a Ecuador y que si lo hacen, será considerado un acto de guerra. Para ello, ordenó el lunes la adquisición de aviones y tecnología para mejorar la vigilancia en la frontera con Colombia.

El miércoles, durante una entrevista con Venezolana de Televisión, Correa condicionó un futuro reconocimiento a las FARC como una fuerza beligerante.

Si las FARC "cumplen con las condiciones para ser tratada como una fuerza beligerante, es decir, que controle un territorio, que tenga una fuerza armada organizada, que respete los códigos de guerra y el Tratado de Ginebra, por supuesto que tendríamos que reconocerla como fuerza beligerante ... pero primero tiene que renunciar a esas prácticas atentatorias a los derechos humanos y liberar incondicionalmente a los secuestrados que tienen en su poder", dijo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes