Ecuador decide sobre nueva Constitución

QUITO (AP). Los ecuatorianos acuden el domingo a un referendo con el que, según vaticinan las encuestas, será aprobada una nueva constitución, que permitiría la reelección de Rafael Correa para dos periodos presidenciales más y contempla mayor control estatal a la economía e innovaciones en derechos ciudadanos.

"No estamos hablando de cambios formales, esta elección es histórica", aseguró el sábado Correa tras entrevistarse con los delegados de organismos internacionales que realizan tareas de observación electoral.

Ante ellos enfatizó que "no es que se está hablando de elegir dos opciones dentro de un mismo modelo... se trata de elegir (entre) dos sistemas (distintos)", aludiendo a dejar el pasado de un modelo de libre mercado vigente frente a otro que lleve al país a lo que denomina como "socialismo del siglo XXI".

El proyecto constitucional fue redactado por una Asamblea Constituyente en la que 78 de los 130 miembros pertenecían al partido oficialista, Acuerdo País. Para que la propuesta sea aprobada requiere el 50% más de uno del total de los sufragios. Hay 9,7 millones de inscritos en el padrón electoral.

Tras más de una década de inestabilidad política, ese proyecto abre esperanza de cambios profundos, según el oficialismo, mientras que desde otros sectores se teme que instaure un sistema autoritario con amplios poderes presidenciales.

La Constitución actual, vigente desde 1998, fue aprobada por partidos políticos que hoy están casi desarticulados. El gobernante, en el poder desde enero de 2007, se define ideológicamente como cristiano de izquierda.

Correa debía concluir su mandato en enero de 2011, pero si los cálculos políticos juegan a su favor, se convocarán a nuevas elecciones generales en el primer trimestre del 2009 con la posibilidad de gobernar hasta el 2013, y luego tentar otra reelección que lo dejaría en el poder hasta el 2017.

La propuesta de nueva Carta Magna está cobijada bajo discursos de izquierda y entre otras cosas, pretende establecer una mayor presencia del estado en la economía y darle mayores poderes al ejecutivo.

En el ámbito de derechos ciudadanos se reconoce la familia "en sus diversos tipos", se garantiza y reconoce la vida "desde la concepción" pero también "el derecho a tomar decisiones libres, responsables e informadas sobre su salud y vida reproductiva y a decidir cuándo y cuántos hijos tener".

Sectores conservadores y la iglesia creen que deja abierto el camino al aborto y a la unión entre homosexuales.

"Estamos en una revolución (y) todo cambio trae resistencia", dijo Correa el sábado.

"Las élites que siempre han dominado América Latina no van a fácilmente decir: 'perdimos la elección, ganó la otra opción' ... van a seguir boicoteando y desestabilizando. No es que sea pesimista, soy objetivo", señaló.

La analista política de la Universidad Simón Bolívar, Grace Jaramillo opinó en su columna de diario El Comercio que el liderazgo del presidente, que se convirtió en el eje de la campaña electoral, "es incontrovertible".

"No hay opositor que pueda ganarle en las urnas (al menos por ahora), hay buenas intenciones y capacidad de trabajo. Sin embargo, las intenciones no son suficientes y la ganancia de mañana es una responsabilidad grande, demasiado grande por la complejidad por decir lo menos- de la nueva Carta Política", agregó.

El ex asambleísta opositor Gilmar Gutiérrez dijo a la AP que con la nueva Constitución se devela la "clara intención de Rafael Correa de concentrar todo el poder y someter al pueblo"

Dijo que el "socialismo del siglo XXI" representa "el totalitarismo que ya vivió el mundo el siglo pasado y que ahora fracasa en países como Venezuela".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes