Ecuador vuelve a exigir seguridad fronteriza a Colombia

QUITO (AP). Autoridades ecuatorianas calificaron el miércoles como una "provocación" el anuncio de Colombia de denunciar ante la OEA la existencia de campamentos de irregulares armados en su territorio y exigieron a las autoridades vecinas que controlen su frontera.

La canciller María Isabel Salvador junto a los ministros de Defensa, Javier Ponce; de Gobierno, Fernando Bustamante y de Seguridad, Gustavo Larrea, hicieron la declaración ante la prensa pero no respondieron preguntas.

"Nos sentimos ofendidos de que Colombia intente demostrar a la comunidad internacional algo indemostrable, es Colombia la que tiene un conflicto armado interno, es Colombia que alberga a más de 15,000 hombres armados irregulares, es Colombia quien tiene los narco cultivos no el estado ecuatoriano, de ahí nuestro rechazo a las afirmaciones" del gobierno colombiano, aseguró el ministro de Seguridad.

Bustamante dijo que Colombia "no es capaz, a pesar de los enormes recursos que recibe (de la comunidad internacional), de ser eficaz en la lucha antidrogas que con tanto orgullo predica... sin embargo... se cree en capacidad de venir a decirnos a nosotros cuál es nuestro deber".

Era una referencia a un incremento del 27% de cultivos de coca en Colombia en el último año frente al "100% libre de coca" que es Ecuador, señaló.

Insistió en "que el estado colombiano se dedique a cumplir con sus obligaciones dentro de su territorio y no descargue sobre sus vecinos ... su responsabilidad".

La declaración fue una respuesta a una nota enviada por Bogotá a la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) hace algunos días y en la que informa de 63 sitios que, según la denuncia colombiana, estarían subrepticiamente en territorio ecuatoriano como campamentos, sitios de descanso o puestos de observación de grupos ilegales armados colombianos y para el procesamiento de cocaína.

El ministro de Defensa afirmó que todos esos lugares "han sido barridos en más de una ocasión por los operativos militares del Ecuador".

Destacó la presencia de más de 10,000 militares y policías para resguardar la frontera con Colombia y la destrucción de más de 70 bases irregulares entre enero y octubre de este año.

"Si tenemos en cuenta que Colombia apenas tiene 2,000 efectivos en su frontera es posible interpretar la nota del gobierno colombiano (a la OEA)... como un acto absoluto de provocación".

"Le exigimos al gobierno colombiano que cuide su frontera, que impida el paso de los irregulares al Ecuador, que incremente sus efectivos en la frontera", dijo.

La canciller anunció que como respuesta a Colombia por la nota ante la OEA, Ecuador presentó el miércoles ante ese mismo organismo otra nota solicitando que informe sobre temas como los resultados de las acciones de ese país para controlar la frontera y las medidas que impidan que elementos de grupos ilegales traspasen el límite fronterizo.

También que informe sobre las medidas para identificar y sancionar "a los responsables" de la incursión armada colombiana del 1 de marzo a territorio ecuatoriano para atacar un campamento de las FARC y que motivó la decisión de Quito de romper relaciones con Bogotá.

Ambos países comparten alrededor de 640 kilómetros de frontera, donde en buena parte de ella, por el lado colombiano operan grupos armados irregulares, que suelen pasar a territorio ecuatoriano para huir del asedio de militares de su país o en busca de alimentos, medicinas y descanso.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes