Egipto: Caos en aeropuerto mientras extranjeros buscan huir

EL CAIRO (AP). El aeropuerto internacional de El Cairo era el lunes escenario de caos y confusión, mientras miles de extranjeros trataban de huir de los disturbios en Egipto y diversos países se esforzaban por enviar aviones para sacar a sus ciudadanos.

Entre 250 y 300 turistas argentinos, 21 brasileños, 12 uruguayos y nueve paraguayos estaban varados en distintos puntos de Egipto, dijeron funcionarios latinoamericanos. La cancillería chilena no precisó cifras, pero dijo que trabajaba para evacuar a los turistas de su país.

"Estamos muy asustados. Muy nerviosos", dijo la turista uruguaya María Espinosa, de 63 años, a los diarios El País y Observador desde un hotel cairota en que estaba con su hijo. "No conseguimos vuelos para volver a Montevideo", agregó.

"No se puede salir a la calle. La gente está armada con palos. Hay saqueos y autos en llamas", relató Espinosa. "Tenemos mucho miedo".

Miles de personas se hacinaban en la nueva Terminal 3 del aeropuerto internacional de El Cairo, donde se escuchaban gritos y hasta hubo puñetazos y empujones. En un intento de reducir las tensiones, el cartel electrónico dejó de anunciar las salidas de vuelos, lo que sólo causó más protestas.

Para empeorar la situación, muchos empleados de EgyptAir no pudieron llegar al trabajo debido a los cortes de calles y al toque de queda que va de las 3 de la tarde a las 8 de la mañana.

Los turistas argentinos estaban "en buenas condiciones" en cruceros y en sitios turísticos como Luxor, El Cairo y Alejandría, aseguró Ricardo Betta Roel, jefe consular de la embajada argentina al canal Todo Noticias. "Un poco tensos, asustados, preocupados, pero en buenas condiciones", explicó. "Hay una falta de certeza absoluta".

La cancillería argentina recomendó a quienes están en Egipto "evitar desplazamientos al interior del país que no sean estrictamente necesarios".

En Brasil, el ministerio de Relaciones Exteriores dijo que 21 turistas pidieron asistencia para anticipar sus vuelos de salida de Egipto. La comunidad de brasileños en el país, calculada en 362 personas, no requirió ayuda por el momento.

La cancillería chilena dijo que trabaja "para que los nacionales que se encuentran de paso, en viaje de turismo o negocios, puedan viajar fuera de Egipto" y desaconsejó visitar el país del norte de Africa.

El embajador de Chile, Alex Geiger, dijo que aún no se decidió evacuar a la comunidad de entre 80 y 100 chilenos afincados en territorio egipcio, pero unos 25 a 30 ya salieron al extranjero.

Un total de 19 paraguayos estaban en Egipto, informó el embajador Ausberto Rodríguez a radios de Asunción. "Los residentes permanentes somos ocho, más dos estudiantes becarios y nueve turistas que permanecen resguardados en sus respectivos hoteles", dijo. "Hablé con ellos y les advertí que no deben exponerse en la vía pública debido a la situación inestable".

En el aeropuerto la comida escaseaba y la gente compraba chocolate en las tiendas libres de impuestos. Empleados del aeropuerto pedían a gritos formarse en fila, pero pocos estaban de humor como para obedecerles. De vez en cuando, un funcionario anunciaba el destino de un vuelo a gritos y los pasajeros corrían con sus pases de abordar. Esto funcionaba para los ciudadanos de países que enviaron aviones, pero otros no encontraban un vuelo de salida.

EgyptAir retomó sus vuelos desde El Cairo la mañana del lunes tras 14 horas sin actividad. En un período de 20 horas, sólo operaron 26 de sus 126 vuelos programados, dijeron funcionarios aeroportuarios que pidieron no ser identificados.

Entre los países que evacuaron ciudadanos estaban Dinamarca, Canadá, Israel, Rusia, Portugal y la República Checa. Polonia y Grecia enviarían aviones el martes. Irak, de donde miles de refugiados han llegado a Egipto huyendo de la violencia, envió tres aeronaves para quienes quisieran regresar. Unas 800 personas ya lo habían hecho.

Más de 2.400 estadounidenses pidieron ayuda al gobierno para irse y más de 220 ya lo habían logrado. Un avión militar llevó un contingente a Chipre y se esperaba otro.

Indonesia enviaba un avión para comenzar a evacuar a 6.150 ciudadanos y Turquía ya había recogido a 1.548. India evacuó a 316 ciudadanos a Mumbai y otro vuelo llevaría 275 más tarde.

China mandaría cuatro aviones entre lunes y martes para recoger a unas 500 personas. Azerbaiyán evacuó a 103 personas y el cuerpo de un contador de su embajada que murió en los incidentes.

También había compañías europeas que retiraban a sus empleados en vuelos contratados.

Alemania aún no decretó una evacuación, pese a que envía unos 1,2 millones de turistas por año a Egipto y tiene miles de residentes allí. De todos modos, la aerolínea Lufthansa operaba un vuelo adicional desde El Cairo por pedido del gobierno.

La cancillería británica estimó que hay 30,000 turistas y residentes de su país en Egipto, pero dijo que no tenía planes de evacuarlos. La mayoría de los turistas estaban en playas del mar Rojo, que no han sufrido disturbios. Aun así, los alimentos comenzaban a escasear en algunas ciudades turísticas y algunos restaurantes se negaban a atender a extranjeros.

Muchos operadores turísticos europeos cancelaron viajes a Egipto y numerosas naciones recomendaron evitar las visitas al país que no fueran indispensables.

Air France canceló su vuelo diario de París a El Cairo y aumentó la capacidad del de regreso en 200 asientos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes