Egipto condena a muerte a 10 islamistas

Una corte egipcia condenó en ausencia a 10 partidarios islamistas del derrocado presidente Mohammed Morsi a muerte el sábado al hallarlos culpables de incitar a la violencia y bloquear una ruta en julio del año pasado.

El juez Hassan Fareed, que presidió el juicio en Banha, en el Delta del Nilo, remitió la condena de los 10 miembros de la Hermandad Musulmana al gran muftí, la suprema autoridad islámica de Egipto, un requisito legal que generalmente constituye una formalidad.

Los 38 acusados restantes recibirán su condena en una audiencia prevista para el 5 de julio. Entre ellos se encuentran el guía supremo de la Hermandad, Mohammed Badie; el exlegislador Mohammed el-Beltagy, el predicador salafista Safwat Hegazy y el exministro de Abastecimiento Bassem Auda.

La Hermandad Musulmana, el movimiento de oposición más organizado durante décadas de régimen autócrata, llegó al poder mediante las elecciones realizadas luego del derrocamiento de Hosni Mubarak por una insurrección popular en 2011. Morsi gobernó durante un año hasta que lo derrocaron las fuerzas armadas en julio de 2013 luego de semanas de manifestaciones masivas.

Desde entonces, el gobierno declaró ilegal a la Hermandad y lanzó una oleada represiva en la que murieron centenares de partidarios de Morsi, al menos 16.000 fueron detenidos y cientos enviados a juicio.

Por otra parte, una corte de apelaciones el sábado anuló las sentencias a cuatro agentes de policía por la muerte de 37 detenidos, en su mayoría partidarios de Morsi, informó la agencia noticiosa estatal MENA.

Los prisioneros estuvieron encerrados durante horas en un camión policial y murieron sofocados cuando la policía lanzó gases lacrimógenos al interior.

La corte había condenado a 10 años a un agente y suspendidos un año a otros tres, un veredicto que indignó a los abogados y familiares de las víctimas.

La corte dijo que se remitirá el caso a un nuevo juicio.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7