Egipto abre por primera vez 5 tumbas de obreros y nobles junto a pirámides

Egipto abrió hoy al público por primera vez cinco tumbas ubicadas en el Cementerio de los Trabajadores, descubierto en 1990 y en el que están enterrados los obreros e ingenieros que levantaron las pirámides de Guiza, además de miembros de la familia reinante y siervos del faraón.

El Ministerio de Antigüedades informó de que los sepulcros que se podrán visitar a partir de ahora son los de Beti, Betah Shibsis, Nafar Ziz, Jufu Ha Ef y Sishem Nafar 4.

Beti era el supervisor de los obreros que construyeron las pirámides y en su tumba hay textos para ahuyentar a posibles saqueadores, según un comunicado del departamento.

La tumba de Betah Shibsis es la primera que fue descubierta en la zona en los años 90, mientras que la de Nafar Ziz pertenece al supervisor del palacio real y sus pinturas están muy bien conservadas.

El sepulcro de Jufu Ha Ef corresponde al hijo del rey Keops, que reinó entre 2605 a.C. y 2580 a.C. y da nombre a una de las tres pirámides.

La de Sishem Nafar 4 es de entre finales de la dinastía V y principios de la dinastía VI y su dueño fue apodado "el guardián de los secretos del rey".

El jefe del Departamento de Antigüedades Egipcias, Ayman Ashmaui, detalló en la nota que las tumbas se abren al público tras haber sido restauradas y preparadas para las visitas con carteles explicativos en árabe e inglés.

El Cementerio de los Trabajadores, descubierto en 1990 por el arqueólogo egipcio Zahi Hawas, está junto a las pirámides de Guiza, ubicadas en una meseta donde se han encontrado otros monumentos funerarios, ya que en su momento era la principal necrópolis de la antigua Menfis. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes