Egipto quiere desbaratar la venta clandestina de órganos

EL CAIRO (AP). La pobreza de los barrios de tugurios obligaron a una joven pareja a vender casi todo lo que tenían. Cuando eso no les alcanzó, cada uno de ellos vendió un riñón.

La operación clandestina en un pequeño hospital privado terminó con marido y mujer depositados semiinconscientes en taxis, con el pago por sus riñones entre sus ropas, dicen.

Ahora, un año después, miserables nuevamente, están demasiado débiles como para caminar por la vivienda. Incapaces de recibir atención médica, su salud es tan débil que pasan buena parte del día en la cama en un cuarto oscuro.

"Si alguien me hubiera aclarado los peligros, no lo habría hecho", dijo Abdel-Rahman Abdel-Aziz, demacrado y de apariencia mayor a sus 24 años mientras yace en el lecho junto a su esposa. Se levantó la camiseta para mostrar la cicatriz de la operación.

Durante años, se ha corrido la voz entre los más miserables de Egipto que vender un riñón _a veces hasta por sólo 2,000 dólares_ es un modo expeditivo de pagar deudas o tratar de salir de pobre. En cafés desvencijados son acosados por intermediarios que trabajan para laboratorios que buscan órganos para enfermos, muchos de ellos extranjeros atraídos por el comercio clandestino de órganos.

Egipto es uno de media docena de países identificados por la Organización Mundial de la Salud donde se negocian más órganos. Por presión internacional, otros como China, Pakistán y las Filipinas han prohibido la venta de órganos y han impedido a los extranjeros someterse a trasplantes para poner fin al "turismo del trasplante".

Pero Egipto ha ignorado mayormente el problema, dicen los expertos. Los cirujanos que trabajan para poner fin al comercio mundial temen que los pacientes extranjeros a quienes les resulta más difícil ir a países asiáticos vengan a Egipto en busca de órganos.

Las autoridades egipcias están dando finalmente señales de vida. Un problema clave ha sido que Egipto no tiene una ley para regular los trasplantes, y sólo cuenta con reglas permisivas del gremio médico que prohíbe las ventas pero que por lo general son ignoradas.

Ahora se espera presentar al parlamento un proyecto de ley en los próximos meses. La ley prohibe la venta de órganos, prohibe trasplantes a extranjeros, restringe las operaciones a hospitales públicos e impone sentencias de hasta 15 años de cárcel y multas de 180,000 dólares.

Simultáneamente, el ministerio de salud egipcio ha empezado a actuar. En los últimos meses las autoridades cerraron dos centros médicos privados en El Cairo y arrestaron a médicos, intermediarios y laboratoristas por violar las reglas del gremio o por otros cargos, dijo el vocero del ministerio Abdel-Rahman Shaheen.

"Trabajan después de la medianoche", dijo. "Practican esas operaciones en hospitales que no cuentan con las instalaciones para hacer intervenciones de ese tipo. Todos fueron cerrados y todos fueron arrestados".

El borrador del proyecto permite donaciones de órganos. Los intentos en el pasado fallaron en parte debido a la resistencia religiosa y cultural.

En el paupérrimo vecindario de Muqattam, la historia de Abdel-Aziz y su esposa comenzó, al igual que la mayoría, con problemas de dinero: él perdió su empleo como conductor de un miniautobús y se había atrasado tres meses con el alquiler.

Lo remitieron a una vecina que trabajaba como intermediaria. "Ella dijo que su propio hijo lo había hecho (vender un riñón), que era seguro y que recibiría mucho dinero", contó. Fue tan persuasiva que su esposa Asmaa decidió hacerlo también.

Les prometieron 5,400 dólares a cada uno. Pero después de las operaciones, los dejaron sedados en taxis con sólo 2,300 dólares cada uno.

El dinero se esfumó rápidamente, sobre todo para pagar deudas y comprar remedios. La salud de la pareja se resintió por falta de atención posoperatoria. Se quejan de debilidad y de dolor en el costado.

Tan pobres como antes, se mudaron con el padre de Abdel-Aziz, Mohamed, de 70 años, quien se esfuerza como chofer para ganar dinero suficiente como para atenderlos.

"Estoy pagando por el error de mi hijo", afirmó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes