Egipto inicia referendo que extendería mandato de El Sisi


Los egipcios acudieron a las urnas el sábado en el primero de los tres días de una elección sobre enmiendas constitucionales que permitiría que el presidente Abdul Fatá El Sisi permanezca en el poder hasta 2030 y que otorgarían un mayor rol a las fuerzas militares.

Los detractores afirman que las enmiendas representan un nuevo paso hacia un gobierno autoritario quizá más severo que el del expresidente Hosni Mubarak, cuyo mandato autocrático de casi tres décadas terminó en 2011 con un levantamiento popular.

El referendo nacional ocurre en medio de una represión de disidentes sin precedentes en los últimos años. El gobierno de El Sisi ha arrestado a miles de personas, la mayoría de ellas islamistas, pero también a prominentes activistas laicos, y ha revertido derechos obtenidos hace ocho años.

Las urnas cerraron a las 9:00. La votación se extenderá tres días a fin de permitir la participación de la mayor cantidad de votantes. El gobierno espera que la duración de los comicios brinde legitimidad al referendo.

Mahmoud el-Sherif, portavoz de la Autoridad Nacional Electoral, dijo que más de 61 millones de personas eran elegibles para votar. Se prevé que los resultados estén listos dentro de una semana, añadió el-Sherif en conferencia de prensa.

Fuera de un centro de votación cerca de las pirámides de Gaza, una veintena de personas, mayormente ancianas, hacían fila para votar. Se reportó que los centros de votación en todo el país estaban fuertemente resguardados por policías y otros elementos de seguridad.

Haja Khadija, una ama de casa de 63 años, dijo que iba a votar porque quería "seguridad y estabilidad" para el país.

"Queremos a El Sisi. Él ha hecho muchas cosas. Aumentó nuestras pensiones", afirmó.

Al votar, el primer ministro Mustafa Madbouly exhortó a los votantes a sufragar. Indicó que la elección reflejará "el ambiente de estabilidad y democracia que estamos viendo ahora".

La televisora estatal señaló que El Sisi emitió su voto en el distrito de Heliópolis, en El Cairo, cerca del palacio presidencial. El Sisi, que ha dicho repetidamente que no seguirá en el poder si la gente no lo quiere, no ha hecho comentarios sobre las enmiendas.

La oposición ha sido acallada en medio del ajetreo para llevar a cabo el referendo. Los medios progubernamentales han encabezado la campaña a favor de los cambios desde hace varias semanas, argumentando que votar por el "sí" es un deber patriótico.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes