Egipto pide relanzar el proceso de paz entre israelíes y palestinos

El secretario de Estado norteamericano John Kerry se reunió este miércoles en Egipto con el presidente Abdel Fatah al Sisi, que pide relanzar el proceso de paz entre palestinos e israelíes.

El jefe de Estado egipcio afirmó el martes que su país estaba dispuesto a "proporcionar todos los apoyos" para contribuir a una solución del conflicto entre israelíes y palestinos, considerando que las dos partes se encuentran ante una "verdadera oportunidad".

Durante su encuentro, Kerry expresó su "aprecio" por las declaraciones de Sisi, en las que veía un "fuerte apoyo para hacer avanzar la paz palestino-israelí", según un portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner.

Anteriormente, un alto responsable norteamericano indicó a los periodistas que acompañaban a Kerry que el secretario de Estado deseaba "saber un poco más, por parte del propio presidente, en cuanto al rol que [Sisi] quería desempeñar" en la reanudación del proceso de paz palestino-israelí.

La última tentativa de hacer avanzar el proceso, llevada a cabo por el mismo John Kerry, fracasó en abril de 2014 y desde entonces está en punto muerto.

John Kerry reiteró el compromiso de Estados Unidos "para ayudar a Egipto a luchar contra el terrorismo, reforzar su crecimiento económico y consolidar sus instituciones democráticas", según Toner.

Sisi suele ser acusado por los defensores de los derechos humanos de haber instaurado un régimen represivo desde que destituyó en 2013 a su predecesor islamista Mohamed Mursi.

El martes, el presidente egipcio consideró igualmente que una paz duradera entre israelíes y palestinos permitiría avivar las relaciones entre su país e Israel.

Egipto se convirtió en 1979 en el primer país árabe, y uno de los dos únicos en ese momento junto a Jordania, en firmar un acuerdo de paz con Israel.

Sin embargo, las relaciones entre los dos países siguen siendo un asunto sensible entre la opinión pública y los medios egipcios.

Estados Unidos considera que aún no ha llegado el momento para realizar negociaciones directas entre palestinos e israelíes, prefiriendo presionar a las dos partes con el fin de calmar las actuales tensiones y establecer un clima de confianza propicio a las negociaciones.

En los últimos meses, Israel fue muy criticado por la construcción de nuevas colonias en los territorios palestinos mientras que los ataques con cuchillo de la parte de palestinos a israelíes se multiplicaron. Una ola de violencia que hace difícil la reanudación de las conversaciones.

"Hemos dejado muy claro nuestra preocupación acerca de ciertas medidas tomadas en el terreno, que cuestionan la viabilidad de una solución de dos Estados", subrayó el responsable norteamericano, en referencia especialmente a la colonización.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes