Egipto: 98,1% de votantes aprueba constitución

El 98,1% de los votantes aprobó una nueva constitución, respaldada por los militares, informó la comisión electoral de Egipto, en lo que constituyó la primera votación realizada en el país desde que un golpe derrocó al presidente.

El referendo de dos días era considerado clave para legitimar al actual gobierno interno, apuntalado por los militares, y el resultado no fue una sorpresa porque las autoridades lo promocionaron ampliamente. Pero la participación de los votantes, apenas un poco mayor que en una votación realizada el año pasado con el apoyo del gobierno del destituido presidente islamista Mohamed Morsi, sugiere que Egipto sigue profundamente dividido.

La Suprema Comisión Electoral de Egipto informó el sábado que 38,6% de los más de 53 millones de ciudadanos con capacidad de voto en la nación participó en la consulta de dos días, el miércoles y jueves. El juez Nabil Salib, presidente de la comisión, dijo que esto equivale a 20,6 millones de personas que depositaron su voto y a 20,3 millones de sufragios contados después de eliminar los anulados.

Salib dijo que la votación tuvo un "éxito incomparable" y que el "resultado no tiene precedentes". Sin embargo, un referendo realizado en 2012 con el respaldo del gobierno de Morsi tuvo una participación de 32,9%.

Es la primera votación desde que los militares derrocaron a Morsi, el primer presidente egipcio elegido libremente, tras una serie de protestas masivas en julio de 2013. Los funcionarios consideran la consulta una clave para legitimar el gobierno interino de la nación, apoyado por los militares, así como su plan para realizar comicios parlamentarios y presidenciales.

Pero los simpatizantes de Morsi y de su proscrita Hermandad Musulmana boicotearon el referéndum y señalaron que los resultados fueron manipulados. La Hermandad prometió que seguirá con las protestas que lleva a cabo prácticamente todos los días.

Al anunciar los resultados, Salib sugirió que la participación electoral hubiera sido mayor si no fuera porque la jornada electoral coincidió con los exámenes universitarios de mitad de curso, lo que evitó que muchos jóvenes votaran.

Activistas y grupos observadores han manifestado su preocupación por la atmósfera que rodeó la votación. El grupo estadounidense Democracy Internacional dijo que hubo "arrestos y detención de voces disidentes" antes de la votación.

"Una transición democrática debe caracterizarse por una expansión de las libertades, pero los egipcios están viendo sustanciales restricciones al ejercicio de sus derechos democráticos", dijo Eric Bjornlund, presidente de Democracy International y jefe de la misión de observación en Egipto.

Antes de la votación, la policía arrestó a los que hacían campaña a favor del "no" en el referendo, dejando poco espacio para cuestionar el documento.

El viernes, partidarios de Morsi salieron a las calles para denunciar el borrador constitucional. Algunas movilizaciones se tornaron violentas. Cuatro personas murieron y 15 resultaron heridos en los enfrentamientos, reportó el sábado el Ministerio de Salud.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7