¿Ejecutivo bancario? Por las dudas, disimule durante G20

LONDRES (AP). Hoy miércoles fue un día de atuendos informales en la City.

En el distrito financiero de Londres brillaron por su ausencia los trajes a rayas de los ejecutivos bancarios, que adoptaron un estilo más suelto para tratar de pasar inadvertidos frente a miles de manifestantes que se congregaron en el área para protestar por la cumbre del Grupo de los 20.

La Cámara de Comercio de Londres recomendó a los ejecutivos que durante la cumbre dejasen en casa los trajes de diseñador y los zapatos caros y luciesen en cambio jeans y camisetas.

También recomendaron que suspendiesen toda reunión que no es urgente y que reforzasen las medidas de seguridad de sus oficinas.

"Hay una atmósfera extraña en la City, todo el mundo parece medio desconfiado", comentó Jeremy Batstone-Carr, director de investigaciones de la firma de corredores de bolsa Charles Stanley. "Vino todo el mundo a trabajar, pero no queremos correr riesgos".

Miles de manifestantes se congregaron desde temprano frente a las oficinas del Banco de Inglaterra, que estaba acordonado por la policía. Los manifestantes organizaron cuatro desfiles representando lo que describieron como "los cuatro jinetes del apocalipsis": la guerra, el cambio climático, los delitos financieros y la gente sin vivienda.

Algunos empleados tomaron fotos, mientras otros provocaban a los manifestantes mostrándoles dinero por las ventanas.

Las protestas contra el capitalismo a veces se tornaron violentas en el pasado, pero casi nunca estaban dirigidas específicamente contra los ejecutivos. Las cosas, sin embargo, están cambiando y los grandes ejecutivos de los bancos parecen ser nuevos blancos.

Un grupo de vándalos produjo destrozos en la casa de Edinburgo de un ex director del Royal Bank of Scotland que renunció en medio de severos cuestionamientos de su desempeño y se llevó una pensión anual de casi un millón de dólares. En Estados Unidos ejecutivos de la empresa AIG, que sobrevive gracias a la ayuda del gobierno, fueron amenazados de muerte luego de que trascendió que habían recibido grandes compensaciones costeadas por los contribuyentes.

En Francia ha habido casos de secuestros de ejecutivos por parte de empleados de empresas en conflicto.

Si bien muchas personas que trabajan en la City optaron por lucir indumentarias informales, Colin Byron, ejecutivo de una empresa de agrimensores con sede en ese sector, descartó esa idea.

"Este es mi país, mi ciudad", expresó. "Mi trabajo me exige que me vista de cierto modo. Soy lo suficientemente grande y sé cuidarme".

En un programa radial de la BBC se le pidió a los oyentes que recomendasen alternativas a los trajes para los empleados de la City: un propuso uniformes de obreros de la construcción, "para que caven pozos más hondos todavía", otro sugirió que luzcan sombreros de burro. Varios dijeron que los ejecutivos debían vestir orgullosamente sus trajes a rayas de siempre.

Colin Stanbridge, director de la Cámara de Comercio, aseguró que pensaba vestir de traje y corbata como de costumbre.

"Le dijimos al personal que si se sienten mejor (vistiendo ropa informal), que lo hagan", declaró Stanbridge a la BBC. "La gente piensa que en la City la gente sigue usando trajes a rayas y sombrero bombín exclusivamente".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes