Ejército de Nigeria rescata a varias chicas raptadas el lunes por Boko Haram

El ejército rescató a varias estudiantes secuestradas esta semana por el grupo yihadista Boko Haram en el noreste de Nigeria, anunciaron las autoridades, creando esperanza e inquietud entre los padres que esperan conocer la suerte de sus hijas.

"Algunas" de las 111 jóvenes desaparecidas en un internado para chicas de la localidad de Dapchi han sido halladas por las fuerzas nigerianas y trasladadas a un lugar seguro, firmó Abdullahi Bego, portavoz del gobernador del estado de Yobe.

El portavoz no dio detalles sobre el número de estudiantes ni sobre las circunstancias en las que "fueron liberadas de los terroristas que las habían secuestrado".

El secuestro ocurrido el lunes hacía temer un "nuevo Chibok", nombre de la localidad donde Boko Haram secuestró a 276 jovencitas en abril de 2014, un suceso que conmocionó al mundo.

Según testimonios de habitantes recabados por la AFP, milicianos del grupo yihadista nigeriano, fuertemente armados, atacaron el lunes Dapchi disparando al aire y haciendo estallar granadas.

El anuncio del gobierno de Yobe es la primera confirmación del secuestro, tres días después del ataque de Dapchi.

La mayoría de las estudiantes y de los profesores habían huido al monte para escapar de los yihadistas.

Una delegación del gobierno federal encabezada por el ministro de Defensa debía viajar este jueves a Dapchi.

Inuwa Mohammed, cuya hija de 16 años, Falmata, está desaparecida, dijo a la AFP que espera con "esperanza y temor" el regreso de las chicas.

"No sabemos cuántas de nuestras hijas fueron halladas y ningún padre sabe si su hija figura entre ellas", dijo a la AFP.

"Esperamos simplemente que traigan a las chicas para que los padres las identifiquen físicamente", agregó.

"Esperaremos aquí hasta que podamos verlas", insistió Mohammed.

Otro familiar, Abubakar Shehu, tampoco quería alegrarse demasiado rápido. "No dormí esta noche. Rezo para que mi sobrina figure entre las rescatadas", dijo Shehu a la AFP.

Una de las jóvenes que lograron escapar, Aisha Yusuf Abdullahi, de 16 años, contó que, presas de pánico, varias de sus compañeras salieron del liceo y se subieron a vehículos sin saber quienes lo conducían y que podían pertenecer a los secuestradores.

"No hemos sabido nada de las que se metieron en los vehículos que estaban afuera pero tenemos la impresión de que se las llevaron los hombres armados", dijo.

Una fuente militar en Maiduguri, capital del estado de Borno, dijo a la AFP que las muchachas de Dapchi habían sido halladas "en la frontera entre Yobe y Borno".

"Las chicas fueron abandonadas en un vehículo que se había averiado. Los terrorista huyeron de pánico porque los perseguían los soldados", agregó la fuente.

"El temor es que las otras chicas hayan sido llevadas por los terroristas ya que había varios vehículos", dijo.

"Sólo las que estaban en el coche averiado tuvieron suerte", insistió.

El miércoles, el presidente nigeriano, Muhamadu Buhari ordenó al ejército "tomar inmediatamente el control de la situación".

El ataque de Dapchi plantea nuevamente numerosos interrogantes sobre la capacidad del gobierno de Nigeria de vencer a Boko Haram luego de nueve años de conflicto y de proteger las escuelas, uno de los objetivos principales de los rebeldes.

El grupo yihadista Boko Haram, cuyo nombre significa "la educación occidental es un pecado", desarrolla desde 2009 una sangrienta insurrección en el noreste de Nigeria que ya provocó más de 20.000 muertos y 2,6 millones de desplazados.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes