Ejército asegura controlar refinería de Biyi y haber matado a 60 insurgentes

El portavoz del Ejército iraquí, Qasem Ata, aseguró hoy que las tropas controlan totalmente la refinería de Biyi, al norte de Bagdad, y dos puestos fronterizos -disputados desde hace días-, y que han matado en las últimas horas a más de 60 insurgentes.

" Seguimos repeliendo en Biyi los intentos de ataques de las bandas terroristas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL). Hemos abatido a 19 en ataques aéreos en los alrededores de la refinería", afirmó el general en una rueda de prensa en Bagdad.

Ata desmintió de esta forma las informaciones de que los yihadistas capturaron la mayor refinería de Irak gracias a una mediación tribal, aunque es difícil verificar cualquiera de las dos versiones.

Adelantó que la jefatura de las Fuerzas Armadas, que ostenta el primer ministro Nuri al Maliki, ha ordenado que los oficiales y efectivos a cargo de la protección de la refinería sean ascendidos de rango.

También afirmó que las fuerzas de seguridad mantienen el control total de los pasos fronterizos de Trebil (con Jordania) y Al Walid (con Siria), en disputa desde hace días y cuyo dominio han reivindicado los insurgentes.

Aunque el Ejército nunca ha reconocido la pérdida de estos puestos, Ata reveló hoy que recuperaron el control con el apoyo de los clanes de la provincia de Al Anbar y de la Fuerza Aérea.

En Al Anbar (oeste), en el área de Al Saqlauiya, un total de 24 supuestos terroristas murieron y otros diez resultaron heridos en operaciones militares, según el portavoz.

El resto de bajas en las filas insurgentes se registró en la zona de Al Azim, en provincia de Diyala, donde las fuerzas de seguridad afirman haber matado a 21 atacantes y destruido nueve vehículos.

Ata también indicó que en las zonas vecinas a la ciudad de Samarra, al norte de Bagdad, " prosigue el avance gradual de las operaciones de limpieza de terroristas", con el respaldo de los clanes locales.

Estas nuevas operaciones coinciden con la visita a Irak del secretario de Estado de EEUU, John Kerry, que hoy se encuentra en la región autónoma del Kurdistán iraquí.

Kerry ha instado a formar un Gobierno que represente a todas las partes para frenar el avance de los insurgentes y ha prometido el apoyo militar de su país para luchar contra el terrorismo.

Este respaldo -explicó- se basará en la cooperación en inteligencia, formación militar conjunta, dotación de armas y equipos de combate y envío de consejeros militares para el Ejército.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7