Ejército salvadoreño se compromete a respetar escrutinio de elecciones

El alto mando del Ejército de El Salvador afirmó este miércoles que "respetará" los resultados que proporcione el Tribunal Supremo Electoral (TSE) sobre los comicios presidenciales del pasado domingo, impugnados por la derecha opositora y ganados por la izquierda gobernante según el escrutinio preliminar.

La institución castrense "reitera su compromiso de respetar estrictamente la decisión soberana del pueblo salvadoreño expresada en las urnas" y "en consecuencia se compromete a respetar los resultados oficiales que emita el Tribunal Supremo Electoral", subrayó el comunicado, leído por el ministro de la Defensa, general David Munguía.

En el escrutinio preliminar, el candidato del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda), Salvador Sánchez Cerén, exguerrillero de 69 años, superó con 50,11% (1.494.144 votos) al aspirante de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Norman Quijano, alcalde capitalino de 67 años, que obtuvo 49,89% (1.487.510).

Acompañado de todo el Estado Mayor Conjunto del Ejército, Munguía expresó la "preocupación" de la institución armada por la declaración que hicieron "dirigentes de Arena" la noche del domingo, según la cual se llamaba a la Fuerza Armada a intervenir en el proceso.

Para Munguía con ello se desconocía "el nivel de profesionalización alcanzado por la institución armada y el mandato de obediencia, apoliticidad y no deliberancia que la Constitución de la República ordena", aseveró.

Tras acusar al TSE de complicidad con el FMLN, Quijano afirmó la noche del domingo en un encendido discurso que "la Fuerza Armada está pendiente de este fraude que están fraguando".

"Bajo ninguna circunstancia se prestará a la manipulación de persona o grupo alguno que pretenda instrumentalizarla o influenciarla para decir que atenten contra la voluntad del pueblo salvadoreño", respondió el Ejército en su pronunciamiento de este miércoles.

El Ejército reafirmó "su total respeto y lealtad" al presidente de El Salvador, Mauricio Funes, comandante general de la Fuerza Armada, así como a las autoridades elegidas.

"Nosotros somos profesionales y vamos a ser fiel al presidente que el pueblo elija", insistió.

De ser proclamado oficialmente ganador por el TSE, Sánchez Cerén sería el primer exguerrillero presidente de El Salvador, pues el actual gobierno del FMLN está encabezado por el periodista Funes, quien logró en 2009 arrebatar a Arena el poder que ejercía desde 1989.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes