Embajador de Estados Unidos en México renuncia tras discrepancias

MEXICO (AP). El embajador de Estados Unidos en México Carlos Pascual presentó su renuncia el sábado en medio de fricciones diplomáticas sobre un cable en el que describió lo que consideró como ineficiencia y conflictos internos en las fuerzas de seguridad mexicanas.

La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton dijo que la renuncia del embajador se debió a sus intereses "para asegurar una relación firme entre ambos países y para evitar asuntos considerados por el presidente Calderón, que podrían distraer la atención de los puntos importantes para progresar en nuestros intereses bilaterales".

Clinton no especificó a qué se asuntos considerados por el presidente Felipe Calderón se refería, pero el mandatario mexicano había criticado fuertemente un cable escrito por Pascual, divulgado por WikiLeaks.

El gobierno de México tuvo ante la dimisión una respuesta cortés y breve, en la que expresó "sus mejores deseos al Embajador Carlos Pascual en las tareas que emprenda al concluir su encargo en nuestro país".

"Los contactos institucionales entre ambos países son sólidos, como corresponde a dos naciones vecinas y amigas, con oportunidades y retos en común", dijo la Presidencia en un comunicado. El gobierno de México, agregó, "reitera su pleno compromiso con la consolidación de los principios de corresponsabilidad, confianza y respeto mutuos, como base de los vínculos bilaterales con los Estados Unidos".

La renuncia ocurrió menos de dos semanas después de que el presidente Barack Obama se reuniera con Calderón en la Casa Blanca y parece ser una de las repercusiones más fuertes por la filtración de miles de documentos confidenciales del servicio diplomático estadounidense.

En una entrevista publicada a finales de febrero, Calderón indicó que las relaciones entre México y Estados Unidos se habían tensado debido a la filtración de diversos cables. El mandatario se refirió específicamente a un cable de Pascual, el cual sugirió que era insultante para México.

En la entrevista con el diario El Universal, Calderón indicó que los cables divulgados por WikiLeaks exhibían que los diplomáticos estadounidenses ignoran la situación de la seguridad en México y son propensos a distorsionar y a exagerar la información "con el fin de obtener la atención de sus patrones".

Calderón externó su molestia con Pascual, aunque sin mencionarlo por su nombre.

"Yo, al embajador estadounidense, no tengo por qué decirle cuántas veces me reúno con el gabinete de seguridad, ni qué digo. La verdad es que no es un asunto de su incumbencia", dijo Calderón. "No acepto ni tolero ningún tipo de intervención. Pero la ignorancia del señor se traduce en una distorsión de lo que ocurre en México y se cae en una afectación y una molestia en nuestro propio equipo".

Calderón dijo también que el gobierno de Estados Unidos debería ayudar al de México a combatir los cárteles de las drogas mediante una reducción al abuso de drogas en Estados Unidos, que es el mayor consumidor de sustancias ilegales en el mundo, además de suspender el flujo de armas para los carteles.

Clinton encomió el trabajo de Pascual en México y afirmó que el gobierno de Obama nunca le perdió la confianza. La labor de Pascual con México para crear instituciones capaces de combatir a los narcotraficantes "servirá a nuestras dos naciones por décadas".

Agregó que estaba "particularmente agradecidos con Carlos por sus esfuerzos para mantener el ánimo y la seguridad del personal estadounidense tras el trágico tiroteo (del año pasado) en México" en que murieron una empleada estadounidense, su marido y un mexicano vinculado al consulado en la fronteriza Ciudad Juárez.

La secretaria estadounidense de Estado dijo que ella y Obama aceptaron la solicitud de renuncia de Pascual. Agregó que ambos le pidieron a Pascual que permaneciera en México para asegurar una transición ordenada.

"Fue con mucha renuencia que el presidente Obama y yo accedimos a la solicitud de Carlos", dijo Clinton.

La dimisión del embajador ocurre también en medio del descalabro diplomático por el cual México ha exigido explicaciones por la realización, desde el 2009, de operaciones con aviones estadounidenses no tripulados en su territorio.

Esta misma situación llevó a la secretaria de Relaciones Exteriores mexicana Patricia Espinosa a comparecer ante el Senado. En la sesión, la canciller dijo que esos vuelos estaban autorizados y, en respuesta a recriminaciones de senadores, afirmó que no violaban la soberanía.

Clinton adoptó la medida inusual de anunciar la partida de un solo integrante del cuerpo diplomático y lo hizo cuando ella estaba de viaje en París donde se reunió con los aliados estadounidenses para el comienzo de las operaciones militares en contra del gobierno de Libia.

El anuncio también ocurre en momentos en que Obama concluye el primer día de una gira de cinco jornadas por tres países de América Latina: Brasil, Chile y El Salvador.

___

Los periodistas de The Associated Press Merrill Hartson y Bradley Klapper en Washington contribuyeron en la información.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes