Empieza estudio ADN para saber identidad de los Noble

ETIQUETAS

BUENOS AIRES ( AP). Los estudios de ADN para determinar la identidad de los hijos adoptivos de la dueña del Grupo Clarín, quienes podrían haber sido apropiados en la última dictadura, comenzaron el lunes en el Banco Nacional de Datos Genéticos, un laboratorio que según ellos no les ofrece garantías suficientes.

Marcela y Felipe Noble Herrera sostienen que no quieren conocer su identidad. En una entrevista mantenida recientemente con la AP afirmaron que su origen biológico es un asunto privado en el que no deben interferir el Estado o asociaciones como Abuelas de Plaza de Mayo.

Dicha entidad humanitaria sospecha que ambos fueron sustraídos a personas desaparecidas durante la última dictadura (1976-1983) y ha logrado que la justicia ordenara el estudio para determinar su identidad en el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG), donde están guardados los mapas de ADN de cientos de familias de desaparecidos.

Los hermanos se consideran rehenes en un caso que se ha politizado, a raíz del enfrentamiento que mantienen la presidenta Cristina Fernández y el Grupo Clarín, uno de los mayores conglomerados comunicacionales de América Latina.

La presidenta dijo públicamente que llevará el caso a tribunales internacionales si la causa judicial no prospera en Argentina.

El grupo de comunicación está presidido por Ernestina Herrera, quien en 1976 adoptó a Marcela y Felipe en un proceso en el que según diversas denuncias se cometieron irregularidades y que motivó su detención durante varios días en 2002. El juez que la arrestó terminó siendo destituido.

Representantes de organismos de derechos humanos se congregaron ante las puertas del hospital en cuyas dependencias funciona el BNDG, en apoyo al procedimiento para determinar la identidad de Marcela y Felipe.

Técnicos del banco comenzaron el peritaje sobre las prendas íntimas secuestradas a los hermanos delante de los peritos y abogados de cada una de las partes, confirmó a AP Mariano Gaitán, apoderado de Abuelas.

Por ley, ese laboratorio está en vías de pasar a la órbita del Ministerio de Ciencia, lo que, en el marco de la pelea entre el gobierno y el multimedios, pone en duda su confiabilidad, según los Noble Herrera.

Además, Marcela se mostró disconforme con que sus datos genéticos queden archivados en un banco. " Hoy no sos (sólamente) un mapa genético. También está (la duda): ¿para qué se utiliza eso?", dijo a AP.

También destacó que la actual directora del BNDG es la misma persona que el año pasado " cuestionó el traspaso" del laboratorio al Poder Ejecutivo.

Los jóvenes están dispuestos a que su ADN sea entrecruzado únicamente con el de dos familias --que son los querellantes originales en la causa-- pero no con el de decenas de familiares de desaparecidos.

Además pedían que el laboratorio encargado de los estudios fuera el Cuerpo Médico Forense, que depende de la Corte Suprema pero es muy cuestionado por organizaciones de derechos humanos.

Berta Shuberoff, una de las integrantes de Abuelas, dijo a AP que la entidad respeta la vida privada de los jóvenes, pero subrayó la necesidad de conocer su verdadera procedencia porque hay cientos de familias que están buscando desde hace más de 30 años a bebés apropiados.

" Queremos que sepan quiénes son. A partir de ahí ellos son dueños de su vida", dijo Schuberoff, quien encontró a su nieta, Macarena Gelman, gracias a la intervención del BNDG.

Los abogados de los Noble Herrera cuestionan el procedimiento que empleará el Banco. Al parecer comparará las muestras de ADN de los hermanos con informes genéticos de familiares de desaparecidos que están registrados en papel en un archivo de datos.

" Nosotros decimos que eso no nos da suficiente garantía de que la identidad esté fehacientemente determinada, porque no sabemos si cuando se pasó esa muestra original al mapa genético (en papel) se hizo de manera correcta o incorrecta", explicó a AP el abogado Alejandro Carrió.

El ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, defendió la idoneidad del Banco y subrayó en declaraciones a Radio del Plata que sus estudios están " fuera de toda duda".

" Están tomados todos los reaseguros" y " hay peritos de las partes, que controlan todo, en todo momento", sostuvo.

Además puntualizó que " los resultados pueden ser verificados en forma independiente" y que el laboratorio " está sometido a controles internacionales y periódicos".

El matemático forense Charles Brenner, de la Universidad de California, dijo que ante la duda sobre la veracidad de la identidad siempre existe la posibilidad de realizar una contraprueba.

" Aquí (en este caso) hay muestras buenas, y la posibilidad de regresar a gente viva si las muestras son inadecuadas", señaló a AP el científico, quien escribió el software que usa el BNDG.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes