Emprenden limpieza masiva tras inundaciones en Australia

BRISBANE, Australia (AP). Un ejército de voluntarios avanzaba entre barro maloliente y escombros en una operación de limpieza a gran escala mientras las inundaciones bajaban el sábado de nivel en la tercera ciudad más grande de Australia.

Unos 7,000 residentes se sumaron a unos 600 efectivos militares en el denominado "sábado de salvación" para el retiro de lodo, agua y escombros en casas y negocios debido a las inundaciones a causa del desbordamiento a principios de semana del río Brisbane.

Los habitantes de la ciudad Brisbane fueron las víctimas más reciente de las inundaciones que han causado estragos en el estado de Queensland.

Armados con trapeadores, escobas, bolsas para basuras y otros utensilios de limpieza, los voluntarios fueron transportados en autobuses a las zonas más afectadas de Brisbane, capital de Queensland.

Sue Pearson, quien vive en una zona que casi no fue afectada en la ciudad, vino de voluntaria al centro con su esposo y dos hijos después de presenciar la devastación por diversos medios.

"No podíamos creer lo que vimos en televisión y decidimos que el sábado vendríamos y ayudaríamos en lo nos fuera posible", dijo Pearson a Sky News. "Tomamos algunas escobas y palas y vinimos hoy aquí".

El alcalde de Brisbane, Campbell Newman, elogió la gran respuesta de los voluntarios de la ciudad.

"Todo mundo decidió subirse las mangas y ponerse a trabajar (en la limpieza) en esta ciudad", dijo Newman.

Sin embargo, advirtió que la limpieza total de la ciudad tardará meses y la reconstrucción, hasta dos años.

Las inundaciones cubrieron vecindarios enteros en Brisbane, la capital estatal, y dejaron una capa gruesa de sedimentos en descomposición que cubren calles y los pisos de miles de casas.

Al menos 30,000 viviendas y negocios quedaron inundados con agua lodosa, en tanto que las autoridades advirtieron que algunas viviendas quedaron muy dañadas y será necesario destruirlas.

Las inundaciones barrieron con la red de electricidad en algunas zonas del sureste de Queensland. La empresa eléctrica Energex dijo que al menos 28,650 fincas continuaban sin energía. Los trabajos para el restablecimiento del suministro eléctrico proseguirán en las zonas donde hayan bajado las aguas.

Las inundaciones a causa de las incesantes lluvias han dejado al menos 26 muertos y 28 desaparecidos en el noreste de Australia.

La mayoría de las personas de las que se desconoce su paradero son de Lockyer Valley y la ciudad cercana de Toowoomba, donde un aguacero suscitó el lunes una inundación repentina que parecía una tsunami (ola gigante) pero en territorio interior.

Los ríos crecidos y la continuación de las lluvias en algunas regiones de Australia propiciaron el sábado alertas de inundaciones en otros cuatro estados.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes