Encarcelada mujer uruguaya que planificó asesinato de familia política

Montevideo (EFE). Una mujer uruguaya, de 40 años de edad, fue procesada y encarcelada en Rivera (norte del país) por planificar el asesinato de su cuñado y la mujer de este, y por matar al hijo de ambos, de tres años, confirmaron hoy fuentes policiales y judiciales.

Según el juez que actuó en el caso, Marcos Seijas, la mujer, identificada como Paola F.B., docente de biología en la población de Rivera (500 kilómetros al norte de Montevideo y limítrofe con Brasil), fue acusada de "homicidios muy especialmente agravados" y se enfrenta a una pena de cárcel de hasta 45 años.

En el fallo del juez, tras las investigaciones y el proceso, se especifica que la acusada no tiene problemas mentales.

En el texto, señala que la acusada "se encargó de publicitar en los centros de estudio donde dictaba clases el desprecio que sentía por el hermano de su compañero y por la esposa de aquel, a quien llamaba despectivamente como 'esa negra'".

Su esposo también fue detenido durante las investigaciones pero fue liberado porque "quedó en claro que nada tuvo que ver con las acciones de su pareja", señalaron fuentes policiales.

Los dos adultos asesinados, hermano del marido de la detenida y su mujer, también eran docentes e incluso la mujer fallecida daba clases en un mismo instituto donde aquella trabajaba.

La mujer, de fuerte personalidad, codiciaba una casa en la que vivía la familia asesinada y un campo, ambas propiedades heredadas por los hermanos.

La casa está ubicada en el centro de Rivera, tiene un elevado valor y fue donde ocurrieron los asesinatos, el 7 de agosto.

La mujer planificó el ataque durante varios meses, robó un juego de llaves de la vivienda, contrató a dos menores de edad de 17 años, uno de ellos antiguo alumno suyo, para que actuaran como sicarios y los proveyó de celulares y guantes para que no dejaran huellas en el ataque.

Los jóvenes mataron a puñaladas al hombre y a la mujer, a quienes sorprendieron en la casa.

Cuando los jóvenes se negaron a matar al hijo de la pareja, la mujer lo llevó a uno de los dormitorios de la vivienda, le puso una almohada en el rostro y se sentó encima hasta asfixiarlo, según quedó determinado en las investigaciones.

Los jóvenes que actuaron como sicarios fueron puestos a disposición de la justicia de menores.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7