Entrevista AP: Llevará 3 años retirar escombros en Haití

PUERTO PRINCIPE (AP). El presidente René Preval dijo que se necesitarán tres años tan sólo para remover los escombros de las calles destrozadas de Puerto Príncipe y que el país enfrenta un largo proceso de reconstrucción que llevará a que menos personas vivan en la capital arrasada por el terremoto de hace un mes.

"Se necesitarán 1,000 camiones que remuevan los escombros durante 1,000 días, lo que significa que serán tres años. Y hasta que no los retiremos, no podemos construir realmente", afirmó el mandatario en una inusual entrevista de larga duración que concedió el lunes a The Associated Press Television News.

Sentado en la estación de policía que funge como oficinas temporales de gobierno, Preval describió con calma las dificultades de reconstruir un país pobre en medio de nuevos movimientos telúricos y la amenaza de terremotos futuros.

El presidente dijo que el gobierno ha comenzado a derrumbar estructuras que fueron reconstruidas apresuradamente en la capital, la cual tenía unos tres millones de habitantes antes del terremoto, pero aclaró que hasta que se puedan lograr los planes de vivienda alternativa, las posibilidades de que el gobierno regule la reconstrucción son limitadas.

Cuando se le preguntó acerca de las acusaciones de los residentes de que la presunta corrupción local ha interferido con la distribución de las enormes aportaciones internacionales para el socorro de los haitianos, Preval respondió: "Quizá ha habido algunas irregularidades, pero me gustaría subrayar que el gobierno no es el administrador directo de la mayoría de esta ayuda humanitaria".

Preval agregó que las preguntas sobre el asunto deberían ser planteadas a las organizaciones humanitarias y a los gobiernos locales e internacionales encargados de la distribución de alimentos.

Los grupos internacionales de ayuda han presionado al gobierno haitiano para que al menos asuma el cargo de director titular de la distribución. Algunos gobiernos de distritos en Puerto Príncipe controlan la distribución de algunos alimentos y se han reportado algunas irregularidades.

En el terremoto murieron más de 200,000 personas. El palacio presidencial y la residencia privada de Preval quedaron destruidos, así como la mayoría de los edificios gubernamentales y las oficinas centrales de la ONU, que cuenta con 9,000 integrantes de sus fuerzas de paz en el país para garantizar la seguridad.

Preval dijo que desde entonces se ha hospedado con amigos mientras logra construir una estructura "ligera, a prueba de sismos" para sustituir su casa.

"Al igual que ustedes me da nervios estar bajo cemento", dijo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes