Enviado de EU a Sudamérica acusa de irresponsable a Chávez

MONTEVIDEO (AFP). El subsecretario estadounidense adjunto para Asuntos Andinos y del Cono Sur, Christopher McMullen, afirmó hoy miércoles que el mandatario venezolano Hugo Chávez "no es responsable" al hablar de "vientos de guerra" en la región ante un acuerdo de seguridad entre EU y Colombia.

"Pensamos que no es responsable para un líder como el presidente Chávez hablar de vientos de guerra porque no sirve a la causa de paz de este hemisferio", dijo McMullen tras reunirse en Montevideo con el canciller Gonzalo Fernández.

El funcionario estadounidense explicó al canciller uruguayo el alcance del acuerdo que permite a Estados Unidos el uso de bases militares colombianas.

Chávez calificó al acuerdo entre Colombia y EU de "declaración de guerra" y dijo que prepara una "ruptura" de relaciones diplomáticas con Bogotá, al estimar que ese acuerdo hace "imposible" una reconciliación con su vecino.

McMullen dijo que le explicó a Fernández que "ya teníamos este acceso (a las bases colombianas) por muchos años", en declaraciones a los periodistas tras la reunión, que se llevó a cabo previo a la Cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el viernes próximo en Bariloche, Argentina.

Los presidentes de la Unasur se reunirán en esa ciudad para abordar ese polémico acuerdo, que genera abierto rechazo en Venezuela, Ecuador y Bolivia.

El presidente uruguayo Tabaré Vázquez dijo el martes que apoya "una propuesta (que será presentada en la cumbre de Unasur) bien interesante para que (el tema del acuerdo entre Washington y Bogotá) pase a ser analizado por la Comisión" de Defensa del organismo suramericano.

McMullen visitó Brasilia antes de llegar a Montevideo, desde donde viaja este miércoles a Buenos Aires.

El funcionario del Departamento de Estado precisó que "no estoy aquí para convencer a nadie sobre este acuerdo" entre Washington y Bogotá sino "para proporcionar más detalles y más información" acerca del mismo.

Es "un acuerdo marco de seguridad con Colombia, que trata de la lucha contra las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y otros grupos armados, y también la lucha contra el narcotráfico", añadió.

El presidente colombiano, Alvaro Uribe, realizó a comienzos de agosto una gira relámpago por la región para explicar los alcances del acuerdo.

Vázquez le indicó al recibir a Uribe en Montevideo que respetaba el prinicipio de no intervención, pero que Uruguay era contrario a la presencia militar extranjera en el continente.

Fernández reiteró esa posición a McMullen, quien señaló que "entendemos esto y compartimos esto".

"No queremos bases en ningún país en esta región. Nosotros solamente queremos acceso a las bases en Colombia para un objetivo muy específico", reiteró en referencia a la lucha contra las FARC y el narcotráfico, indicó.

Asismimo, dijo que "el acuerdo es muy claro en el sentido de que habla de los principios de no intervención en los asuntos de los otros países, que respete la integridad territorial y que (está) basado en el principio de la soberanía de todos los países".

McMullen dijo que el Congreso de su país impuso un límite "de no más de 800 soldados estadounidenses" en Colombia, y añadió que "el promedio de los últimos dos o tres años ha sido de 250, 270 (soldados), pero la trayectoria va a continuar disminuyendo" en el futuro.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes