Erdogan, dispuesto a reintroducir la pena de muerte tras el intento de golpe

El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, ha insistido hoy en su disposición a aceptar que el Parlamento restablezca la pena de muerte, abolida en 2002, como reacción al golpe de Estado fallido del pasado fin de semana.

En una entrevista a la emisora estadounidense CNN desde el Palacio Presidencial en Estambul, Erdogan indicó que el levantamiento militar ha sido "un claro crimen de traición".

"Pero, por supuesto, será necesaria una decisión parlamentaria para pasar a la acción en forma de una medida constitucional. Así, los líderes (políticos) tendrán que reunirse y discutirlo y si ellos aceptan discutirlo yo, como presidente, aprobaré cualquier decisión que salga del Parlamento", señaló el jefe del Estado.

También el primer ministro, Binali Yildirim, se refirió hoy a esa posibilidad.

"Turquía es un Estado de derecho. La gente lo pidió a gritos (la pena de muerte) en las calles. Hacemos política para realizar las peticiones de la gente", dijo el jefe del Ejecutivo.

El jefe del Gobierno sí aseguró que una decisión así no puede tomarse con "la excitación de estos días" y que es un tema que debe debatirse en el Parlamento.

"No podemos decir ni sí ni no por adelantado", señaló.

La pena capital en tiempo de paz fue abolida por el Parlamento turco en agosto de 2002 y dos años después fue descartada también su aplicación por la legislación militar y en casos excepcionales, como periodos de guerra o delitos de terrorismo.

La Unión Europea, la ONU y varios líderes europeos se han manifestado hoy contrarios a esa posibilidad y han advertido a Turquía de las consecuencias que podría tener aplicar de nuevo la pena de muerte en el país. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7