Erupción de volcán en Costa Rica daña cultivos

SAN JOSÉ (AFP). Las emanaciones de ceniza y gases del volcán Turrialba, situado a 40 km al este de la capital de Costa Rica, están dañando cultivos y pastos en la fértil zona aledaña, y amenazan a unas 8,000 cabezas de ganado, lo que preocupa a agricultores y autoridades.

El Turrialba, un coloso de 3,328 metros de altura situado dentro de un parque nacional, entró en erupción el martes arrojando gases y cenizas que, debido al viento, se han esparcido en una extensa zona agrícola.

La Comisión Nacional de Emergencia mantiene bajo alerta 'amarilla' a la zona cercana al volcán, que será visitada el sábado por el presidente Oscar Arias, mientras científicos que examinaron las cenizas advirtieron que pueden dañar los cultivos y pastos y, eventualmente, al ganado.

La ceniza está compuesta por arcilla, azufre y sulfato, y posee niveles de acidez que no afectarían gravemente la salud humana, aunque podrían causar irritación en ojos, nariz y la boca, según funcionarios de salud.

Unas 8,000 cabezas de ganado en fincas en los cantones de Turrialba y Alvarado podrían sufrir efectos por las cenizas, admitió el director del Servicio de Sanidad Animal, Francisco Castro, quien inspeccionó la zona.

El funcionario dijo que solamente unos 300 animales han sido trasladados a fincas más lejanas.

Algunos animales tienen dermatitis y han sido tratados por los veterinarios, dijo Castro, quien explicó que recibió informes de la muerte de un vacuno, pero no se había confirmado estaba relacionada a la actividad volcánica.

"Si los pastos se secan y los animales se resienten, queremos enseñarles a los dueños (de las fincas) que existen otras formas de alimentar el ganado", dijo Castro.

El volcán es monitoreado por el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica, dependiente de la Universidad Nacional, para detectar si hay erupción de magma, lo que no ocurre desde 1866. Desde entonces, su actividad se había limitado a fumarolas, la última de ellas en diciembre de 2007.

El volcán se mantiene "en plena actividad", advirtió este viernes Mauricio Mora, un experto de la Red Sismológica Nacional, que recomendó que las autoridades mantengan la prohibición de acceso a la zona del macizo, en cuya cima se abrieron dos nuevos cráteres debido a la actual actividad eruptiva.

Hasta ahora 60 personas fueron evacuadas de aldeas y predios cercanos e instaladas en albergues de emergencia, y la policía mantiene cerrados los caminos de acceso al volcán.

El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados indicó que los análisis realizados en embalses y acueductos cercanos al volcán demostraron que el agua es totalmente potable.

"El nivel de acidez en la ceniza no representa contaminación para las fuentes de agua", dijo el presidente del Instituto, Ricardo Sancho, citado por el diario La Nación.

Del más del centenar de volcanes que jalonan el territorio costarricense, solo cinco están activos. Además del Turrialba y su vecino Irazú, se trata del Rincón de la Vieja, el Arenal y el Poás, estos dos últimos entre los mayores atractivos turísticos del país.

Justamente este viernes se cumplió el primer aniversario de un terremoto con epicentro en el volcán Poás, que dejó una veintena de muertos y millonarios daños.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes