Escuela de Madonna en Malaui, campo de sueños hechos pedazos

CHINKOTA ( AFP). El lugar abandonado parece más una mina en explotación que el sueño multimillonario de una estrella de la música para lograr que las niñas de Malaui lleguen un día a ser lideresas y doctoras.

Estas inhóspitas terrazas de arena pedregosa cerca de la capital de Malaui son el único testimonio del instituto de 15 millones de dólares (10,6 millones de euros) descartado en una confusión de fondos malversados y vecinos encolerizados.

" Esto se ha convertido en una cancha de fútbol", dijo el jefe local, Binson Kalenga.

Las máquinas excavadoras están silenciosas allí donde la famosa cantante y actriz estadounidense Madonna puso la piedra fundamental con la frase " osemos soñar", en abril de 2010, en una aldea de un país africano misérrimo que muchas personas ni siquiera encontraban en el mapa.

Un año después, el proyecto de esa escuela ha sido suspendido. La estrella ha sido demandada por los empleados despedidos, su obra de caridad es objeto de una investigación fiscal en Estados Unidos, y las autoridades de Malaui están tratando de averiguar la forma en que la tierra fue pagada.

" Inicialmente, a pesar de que me pareció bien, personalmente era muy escéptico", dijo el comisionado del distrito de Lilongwe, Paul Kalilombe.

" Hubo demasiada publicidad antes de que se realizaran obras en el lugar", agregó.

Las obras de caridad de Madonna no respondían a las preguntas. En enero, ella dijo que el proyecto del colegio había sido cancelado para ser reemplazado por ayudas a las escuelas ya existentes en Malaui.

Sin embargo, el diario The New York Times informó entonces que una auditoría, ordenada por Madonna, había descubierto que se habían dilapidado 3,8 millones de dólares en la escuela.

El informe de auditoría descubrió una " sorprendente falta de responsabilidad" en el equipo de administración en Malaui y en Estados Unidos.

La última declaración de Madonna fue en abril, cuando dijo que se anunciaría una nueva estrategia en las semanas siguientes.

El descontento en Malui comenzó con los pagos a los aldeanos por la tierra, que la organización caritativa de Madonna, Raising Malaui, entregó a través del gobierno.

" Parece que quizás hay algunas aldeas fantasmas. Entre la lista de beneficiarios hay algunas personas que quizás fueron colocadas por algunos funcionarios que están involucrados en la práctica", dijo Kalilombe a la AFP.

" Pero se trata de un asunto que es investigado por la policía fiscal en Malaui", explicó.

En Chinkota, los aldeanos siguen esperando una explicación, luego de experimentar la doble amargura de que sus antiguos campos estén arruinados y de que no haya ninguna noticia sobre la construcción de una escuela.

" La gente está muy sorprendida de que no haya ninguna actividad y se pregunta qué sucede", dijo Tsiyent Foroyati, de 52 años, sentada en el patio de tierra de su casa.

Foroyati nunca había oído hablar de Madonna hasta que la estrella adoptó a dos niños de Malaui. Como Foroyati era la propietaria de la mayor extensión de terreno alrededor del lugar donde debía construirse la escuela, le pagaron 39,000 kwachas (258 dólares) en compensación, aunque ella había pedido tres millones de kwachas.

Actualmente, su familia debe pagar 5,000 kwachas en el alquiler de dos hectáreas para cultivarlas.

La célebre cantante ha entregado millones de dólares para ayudar a los niños de Malaui, donde 39% de la población vive con menos de 1 dólar diario.

Por su parte, el jefe Kalenga dice que quiere preguntar a Madonna los motivos del fracaso de este proyecto.

" Estamos desconsolados por los rumores de que este proyecto ha sido abandonado. Queremos que Madonna venga y nos diga lo que sucedió. No queremos escuchar los rumores, sino que deseamos que ella venga y nos explique", insistió.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes