España congela activos de socio de Mubarak

MADRID (AP). España congeló 33 millones de euros depositados en cuentas propiedad de un socio detenido del ex presidente egipcio Hosni Mubarak, así como las de algunos familiares del arrestado, que también es reclamado por Egipto.

Hussein Salem, de 77 años, su hijo Khaled y su testaferro fueron detenidos en una lujosa urbanización a las afueras de Madrid, informó el viernes la Policía Nacional en un comunicado.

Agregó que el dinero congelado, equivalente a 47 millones de dólares, fue presuntamente obtenido de manera ilegal en Egipto y transferido a cuentas bancarias españolas a nombre de Salem y su familia.

Los agentes también confiscaron varias viviendas por valor de 14 millones de dólares, incluidos siete inmuebles en el conocido municipio turístico de Marbella, al sur del país.

Salem testificó el viernes ante dos jueces de la Audiencia Nacional española. Uno de los magistrados, Pablo Ruz, investiga el posible delito de lavado de dinero en España, mientras que el otro, Eloy Velasco, se encarga de la orden internacional de busca y captura bajo la que Salem fue detenido en Madrid.

Después de responder al interrogatorio, Salem, custodiado por la policía, fue hospitalizado por unos problemas neurológicos. Un médico del tribunal diagnosticó que el estado de salud del detenido no era bueno, pero descartó que su vida corra peligro.

Los dos magistrados dictaron orden de prisión eludible bajo fianza de 27 millones de euros (38,5 millones de dólares): 12 millones (17,1 millones de dólares) por el presunto lavado de dinero y 15 (21,4 millones de dólares) por los delitos que le imputa Egipto.

De momento, los dos procedimientos continuarán de forma paralela, hasta que se tome una decisión sobre cuál tiene prioridad. Salem y su hijo también tienen nacionalidad española, una circunstancia que podría ayudarles a eludir la extradición a Egipto.

Sus abogados declinaron hacer comentarios.

La Audiencia fijó una fianza de 6 millones de euros (8,5 millones de dólares) para el hijo de Salem, Khaled, por el delito de lavado de dinero, mientras para que su testaferro, identificado como un ciudadano turco llamado Ali Evsen, la fianza para eludir prisión fue de 18 millones (25,7 millones de dólares), según el auto hecho público por Ruz.

Salem, uno de los empresarios más misteriosos de Egipto, es reclamado por las autoridades egipcias bajo cargos de sobornar a Mubarak y su familia y malversación de fondos públicos.

Su detención fue considerada en el país árabe como un gran paso para descubrir la red de corrupción tendida durante el largo mandato de Mubarak; y posiblemente la clave para localizar y recuperar gran parte de las riquezas del ex mandatario, depositadas en el extranjero precisamente cuando el país sufren una gran crisis económica. Algunos calculan que Mubarak amasó decenas de miles de millones de dólares.

Salem dejó Egipto una semana antes que Mubarak fuera obligado a dejar el poder el 11 de febrero, tras 18 días de protestas callejeras. Después del derrocamiento del mandatario, los manifestantes continuaron presionando para exigir que sea enjuiciado junto con sus allegados por los años de abusos y corrupción.

___

Los periodistas de AP Ciaran Giles y Jorge Sáinz en Madrid contribuyeron a este despacho.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes