España emprendería acciones legales por susto de bacteria E. coli

MADRID (AP). España contempla acudir a los tribunales para demandar a las autoridades alemanas por haber dicho que las verduras y hortalizas españolas causaron un brote epidémico mortal de la bacteria E. coli, que ha matado a más de 12 personas y enfermado a centenares más, anunció el miércoles un funcionario del gobierno.

"No descartamos acciones contra las autoridades de Hamburgo que han puesto en tela de juicio la calidad de nuestros productos", afirmó el vicepresidente primero Alfredo Pérez Rubalcaba.

España se quejó que las autoridades alemanas atribuyeron la causa a los productos españoles antes de ser conocidos los resultados de los análisis. Esa actitud virtualmente paralizó la exportaciones españolas de frutas y hortalizas, causando enormes pérdidas financieras.

Tras varios días de espera, las autoridades de Hamburgo dijeron el martes que los análisis demostraron que los pepinos españoles examinados contenían rastros de una peligrosa cepa de la bacteria E. coli, pero no la que causó el brote epidémico.

Los agricultores españoles dijeron que siguen calculando sus pérdidas y daños sufridos por terceros con los temores creados por la higiene de sus productos hortícolas, como camioneros, casas empacadoras, propietarios de bares y restaurantes.

La asociación agrícola Asaja dijo que "no ha pasado la crisis", incluso luego que Alemania admitió que los pepinos españoles que analizó sí contenían la bacteria E. coli pero no la cepa causante del brote epidémico mortal.

El presidente de Asaja, Pedro Barato, dijo que el miércoles hubo un leve repunte de las hortalizas españolas en los mercados mayoristas. Empero, consideró el avance a todas luces insuficiente en una industria de 9.000 millones de euros (12.950 millones de dólares) al año y que exporta hasta 300 millones de euros (430 millones de dólares) a la semana.

Barato dijo que el sector necesita con urgencia una campaña de relaciones públicas para restaurar el buen nombre de los productos agrícolas españoles y que Asanja pedirá compensaciones por los ingresos perdidos. No aclaró si procederá del gobierno español, la UE o ambos.

"Ha sido causado un enorme daño y alguien tiene que pagarlo", dijo en una conferencia de prensa.

Entretanto, la ministra alemana de Agricultura dijo el miércoles que los investigadores aún no han sido capaces de señalar la causa del brote bacterial mortal en alimentos que ha azotado a Europa.

Ilse Aigner dijo ante la televisora alemana ARD que los científicos están trabajando sin tregua para intentar encontrar qué producto fue el causante de la contaminación con una cepa inusual de E. coli, que además de los 16 muertos ha dejado 1.500 infectados en Europa.

El brote no se parece a nada que los expertos hayan visto en Occidente, con casi 400 de las personas contagiadas padeciendo síntomas severos y potencialmente fatales. Varios días después de que se ha tratado médicamente, los científicos siguen sin tener certeza de qué producto y de qué país es el responsable.

En Alemania, donde están el mayor número de víctimas, los funcionarios dijeron que las investigaciones, incluyendo entrevistas con pacientes, han mostrado que es probable que la gente se haya contagiado comiendo pepinos, tomates o lechuga crudos.

Aigner dijo a los consumidores que sigan evitando esos vegetales, y Rusia ha ido más allá al prohibir importaciones de dichos vegetales provenientes de España o Alemania.

Los investigadores en toda Europa intentan frenéticamente determinar el alcance de la contaminación de esta inusual cepa de E. coli, y dónde ocurrió la contaminación en el largo viaje de los alimentos de la granja al supermercado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes