España presentará plan de retorno voluntario de inmigrante

MADRID (AP). El gobierno español presentará en septiembre su plan de retorno voluntario para inmigrantes, en momentos que prevé un aumento del desempleo superior al previsto, dijo el martes el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho.

La tasa de desempleo prevista para 2009 está estimada en el 11% de la población activa. Actualmente, este porcentaje está en el 9,6%, lo que supone que casi 2,4 millones de personas están sin empleo.

Corbacho, explicó que la desaceleración y las expectativas de crecimiento económico de España por debajo del 2% hacen pensar que el aumento del desempleo será superior a lo previsto.

"Creemos que la previsión del 10% en la tasa de desempleo para 2009 se queda corta y que estaremos más cerca del 11%", señaló el ministro.

Durante un desayuno informativo, Corbacho expuso las líneas de trabajo de su departamento, entre ellas la política migratoria. Según el ministro, las prioridades serán "control, legalidad, cohesión social, integración y convivencia".

Corbacho confirmó que sigue adelante con la idea de presentar un plan de retorno voluntario para inmigrantes desempleados. El proyecto verá la luz finalmente en septiembre, y ofrecerá a los extranjeros legales que no tengan trabajo la posibilidad de regresar a su país cobrando el subsidio de desempleo que les corresponda.

"Este programa es una oportunidad y no una discriminación como se ha dicho. No obligamos a nada. Sabemos que el deseo de muchos emigrantes es regresar a su país, y nosotros, si ellos lo desean, les facilitamos esa posibilidad", dijo.

Junto a ello, el ministro español reconoció que la desaceleración económica puede contribuir a "reducir la contratación en los países de origen" de inmigrantes en los próximos años, aunque insistió en que hay sectores en que van a seguir necesitando mano de obra.

"No es posible acoger a todos aquellos que buscan una vida mejor, sino a la gente que realmente pueda trabajar", explicó.

Además, Corbacho reconoció que tiene intención de modificar la actual ley de extranjería, aunque matizó que serán "pequeñas acotaciones".

En ese sentido, confirmó que restringirá la reagrupación familiar, circunscribiendo únicamente al cónyuge y a los hijos del inmigrante el derecho de residir de forma legal en España. Hasta ahora, esta figura era extensible a los padres o los suegros, por ejemplo.

El ministro insistió en la necesidad de seguir "avanzando en un política" migratoria cada vez más compartida por la Unión Europea y defendió la inmigración como un fenonemo positivo que, sin embargo, "hay que gobernar".

Finalmente, Corbacho anunció mano dura con los empresarios que sigan contratando indocumentados y dijo que la escolarización de los inmigrantes es fundamental para una mejor integración.

En España residen más de 4,5 millones de inmigrantes, casi un 11% de la población total.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes