Esposas de disidentes cubanos presos temen represión

LA HABANA (AP). Esposas de disidentes presos advirtieron el miércoles que el gobierno cubano prepara una nueva ola represiva, una semana después de una denuncia de que ellas recibieron dinero de un anticastrista entregado por un diplomático estadounidense.

"Somos mujeres pacíficas e indefensas. No pretendemos derrocar al gobierno. No estamos al servicio de ninguna potencia extranjera. No somos mercenarias de Estados Unidos, ni de persona u organización alguna", dijo un comunicado difundido a la prensa extranjera por las "Damas de Blanco".

Conocidas por el color de las ropas que visten, las mujeres, unas 50 contando esposas, hermanas e hijas, fueron acusadas por las autoridades de haber recibido dinero de la Fundación Rescate Jurídico, dirigida por el cubanoamericano Santiago Alvarez.

Alvarez está actualmente encarcelado en Estados Unidos por tenencia de pertrechos militares y es un anticastrista con un extenso historial de violencia contra la isla.

La televisión cubana incluso mostró recibos firmado por algunas de las "Damas de Blanco" acreditando la entrega de los fondos.

Laura Pollán, quien aparece en esos documentos reconoció a la AP que estos eran verídicos, pero negó saber si la vía de ingreso del dinero era el jefe de la Oficina de Intereses de Estados Unidos Michael Parmly o si detrás de ello estaba Alvarez, como aseguró el gobierno cubano.

Según el comunicado de las mujeres, el gobierno se prepara para emprender una ola represiva contra las Damas de Blanco, similar a la efectuada en marzo de 2003" contra 75 personas, muchos de ellos esposos de ellas.

Cuba llevó a juicio a estos disidentes acusándoles de recibir dinero y orientaciones de Estados Unidos en el marco de su política hostil contra la isla para fomentar un cambio en el sistema comunista.

Algunos de los 75 fueron condenados con penas de hasta 28 años de cárcel, pero 15 de ellos quedaron en libertad por razones de salud.

Según Cuba, las "Damas de Blanco" se convirtieron en este tiempo en "la punta de lanza" contra la revolución, a la cual se acusa de violar los derechos humanos cuando los indicadores de la isla suelen ser mejores que muchos aliados de Washington en el continente.

El comunicado salió también al paso de unas declaraciones de Lázaro Barredo, diputado y director del diario Granma, órgano del Partido Comunista, quien demandó ante el Parlamento endurecer las leyes contra las personas que reciben dinero "para subvertir el orden interno".

"La propuesta de Lázaro Barredo... para recrudecer la Ley 88" que ya penaliza la aceptación de fondos "indudablemente forma parte de la ofensiva contra Damas de Blanco", agregó el comunicado.

Paralelamente, las mujeres pidieron al presidente Raúl Castro poner en libertad inmediata a sus esposos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes