Estadounidenses preocupados por contaminación de alimentos

WASHINGTON (AP). Debido al pánico causado por los tomates contaminados, muchos estadounidenses temen enfermarse si ingieren alimentos en malas condiciones y por eso evitan productos que consumen habitualmente, señaló una encuesta de Associated Press-Ipsos. Por otra parte, la mitad de los hispanos entrevistados tienen escasa o ninguna confianza en la calidad de los alimentos que compran.

Si bien tres de cada cuatro entrevistados siguen teniendo confianza en la seguridad de los alimentos, la encuesta indicó que los consumidores respaldan de manera abrumadora establecer un sistema de seguimiento de la cadena de suministro de alimentos a fin de detectar productos contaminados. La aprensión reciente ha sido causada por un brote de salmonela que en principio se atribuyó a los tomates, y ahora, a los pimientos picantes.

Un 86% de los entrevistados dijeron que los productos alimenticios deben ser rotulados para poder hacerles el seguimiento hasta la granja. La falta de ese sistema hizo que no pudieran detectarse las causas de la plaga de salmonela.

Un 80% de los entrevistados dijeron que respaldan nuevos patrones federales para productos perecederos. Si bien la carne vacuna y de pollo están sometidas a regulaciones federales, eso no ocurre con frutas y vegetales.

Además de la plaga de salmonela, en el 2008 se registró el retiro de carne picada más grande de la historia norteamericana, y eso ha acrecentado los temores de los consumidores, tal como se refleja en la encuesta.

Un 46% dijeron temer enfermarse por consumir alimentos contaminados, y han decidido no comprar comida debido a las advertencias de las autoridades sanitarias. Un 29% ha desechado comidas mucho antes de la fecha de vencimiento, y un 14% han devuelto alimentos a los negocios.

La encuesta también determinó diferentes actitudes en materia de sexo, de etnia y de poder adquisitivo. Por ejemplo, las mujeres se mostraron más preocupadas que los hombres. Un 39% de los hombres dijo que se sentía "muy confiado" en los alimentos que compran y consumen. Pero sólo un 23% de las mujeres entrevistadas expresó el mismo nivel de confianza. Sin embargo, tanto mujeres como hombres estuvieron de acuerdo en la necesidad de una mejor supervisión por parte de agencias federales.

Las personas con ingresos más bajos, y las minorías, expresaron menos confianza en la calidad de los alimentos. Casi la mitad de los hispanos tienen escasa o ninguna confianza en la calidad de los alimentos que compran.

La encuesta por vía telefónica a 1,000 adultos se realizó entre el 10 y el 14 de julio y tuvo un error de muestreo de más o menos 3,1%.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes