Estallido de bomba deja 11 heridos el día de Navidad en Filipinas

MANILA (AP). Un sacerdote y 10 feligreses sufrieron heridas a causa del estallido de una bomba durante una misa por el día de Navidad en una capilla de la policía en una zona conflictiva del sur de Filipinas, dijeron el sábado las autoridades.

El artefacto explosivo fue colocado en una ventana cerca del techo de la capilla, dentro de un campamento de la policía en la localidad de Jolo, en la isla de Jolo, donde actúan rebeldes vinculados con al-Qaida, dijo la policía de la provincia de Sulu.

Seis de las víctimas fueron llevadas a un hospital gubernamental cercano y otras cuatro, a un hospital de la marina, agregó. Uno de los lesionados no necesitó atención médica.

Ninguna de las víctimas sufrió heridas que pusieran en peligro sus vidas y todas fueron enviadas a sus casas, salvo una mujer que estaba en observación, apuntó.

El reverendo Romeo Villanueva, de 72 años, dijo que un sacerdote de reciente ordenación, el reverendo Ricky Bacoldol, quien lo ayudaba, fue derribado por la onda expansiva y sufrió lesiones menores en una pierna.

"Yo leía el evangelio. No terminaba cuando hubo una fuerte explosión", afirmó Villanueva por teléfono a The Associated Press.

El techo frente a la iglesia se vino abajo en tanto que las vigas de madera y otros escombros volaron hacia todas direcciones. El organista resultó ileso debido a que una parte del techo lo protegió de la explosión, señaló Villanueva.

Había unas 50 personas dentro del templo y otras llegaban al lugar cuando ocurrió el atentado, afirmó.

Según los investigadores, el artefacto explosivo estaba dentro de una bolsa de plástico negra y quizá fue activado mediante un teléfono móvil, partes del cual fueron recuperadas del lugar.

Las Filipinas son un país predominantemente católico, aunque los cristianos son minoría en Jolo y las provincias isleñas contiguas.

Edwin Lacierda, portavoz del presidente Benigno Aquino III, condenó el atentado explosivo del sábado y afirmó que "viola los principios básicos de respecto y paz de todos los que practican alguna fe". El atentado carece de cualquier justificación religiosa o política, apuntó.

Se desconoce quién o qué grupo fue el responsable del atentado, aunque acciones similares en la provincia isleña de mayoría musulmana se los han adjudicado rebeldes de Abu Sayyaf, que han adquirido notoriedad por la comisión de secuestros y decapitaciones.

Según el ejército, reveses en combates, arrestos y rendiciones han reducido el número de rebeldes, de poco más de 1.000 en su momento de mayor fuerza en el 2000 a poco más de 300 en la actualidad.

Abu Sayyaf figura en la lista de Estados Unidos de organizaciones terroristas y se sospecha que recibe financiación y adiestramiento de al-Qaida.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes