Estallido de oleoducto deja 11 muertos en Colombia

BOGOTA (AP). Al menos 11 personas murieron y más de 70 resultaron heridas al estallar un oleoducto en una zona del centro de Colombia.

El estallido y un posterior incendio se produjeron aproximadamente a las 4:40 de la mañana (0940GMT) en la zona de Dosquebradas, en el departamento de Risaralda, y unos 170 kilómetros al suroeste de Bogotá.

El director emergencias de Dosquebradas Carlos Mario García indicó vía telefónica desde el sitio que ya las víctimas fatales sumaron 11 y los heridos eran 72, al menos 15 de ellos de gravedad.

Agregó que ya habían evacuado a las familias de la zona y que aún estaban haciendo un censo de exactamente cuántas viviendas fueron total o parcialmente destruidas, pero que eran al menos 30.

El oleoducto, que opera la estatal petrolera Ecopetrol, va desde Puerto Salgar, en el centro del país, hacia el departamento norteño de Valle del Cauca, dijo el ministro de Minas y Energía Mauricio Cárdenas.

El estallido se presentó al intentar sacar combustible de una de las válvulas de la tubería, dijo el ministro en diálogo telefónico.

Sin embargo, mas tarde el ministro dijo a medios locales desde el lugar de la explosión que técnicos de la estatal petrolera estaban haciendo pruebas e investigando para determinar exactamente lo ocurrido.

El ducto de unos 230 kilómetros de extensión lleva unos 25.000 barriles diarios de gasolina y diesel que abastece a esa región del país, de acuerdo con datos de Ecopetrol.

El Ministerio de Minas y Energía dijo en un comunicado que el flujo de combustible por el tubo fue suspendido y que una comisión de directivos y técnicos de Ecopetrol atiende la emergencia surgida "al parecer por parte de personas que estarían hurtando gasolina".

"Fue como un abrir y cerrar de ojos", dijo Juan Pablo Muñoz, de 21 años y soltero. "Sentí un olor muy fuerte a gasolina... la explosión me botó (lanzó) de la cama y me levanté aturdido", agregó el joven que es patrullero de la policía y estaba en su casa familiar con su padre y madre por días de descanso en la Navidad.

"Salí a la calle, caminé por lo menos 10 pasos y vi que a mi alrededor todo estaba destruido y lo primero que pensé (fue) 'se vino el mundo encima'", agregó. Muñoz narró en diálogo telefónico que salió de la casa, ayudó a salir a sus padres y aunque su residencia quedó averiada, no hubo víctimas fatales.

Fue "un infierno, esto fue algo terrible, eso pasó en instantes... todo a mi alrededor quedó destruido en instantes", expresó.

Imágenes de televisoras locales mostraron algunas casas destruidas por el estallido de la tubería y otras viviendas con paredes calcinadas, así como las aguas de un riachuelo cercano llamado Aguazul con algunas llamas del combustible que se quemaba.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes