Estonia vota en primera elección como parte de eurozona

TALLIN (AP). Los ciudadanos de Estonia comenzaron a acudir el domingo a sus primeras elecciones como miembros de la eurozona, mientras las encuestas de opinión predicen otro mandato para el gobierno de centro-derecha que recuperó el crecimiento en una de las economías más deprimidas de Europa.

A diferencia de los electores irlandeses que el mes pasado castigaron al gobierno por su triste experiencia de la prosperidad a la ruina, los estonianos parecen mantener la confianza en la coalición bipartidista del primer ministro Andrus Ansip.

El gobierno de Ansip ya hizo historia al ser el primero que cumple todo un mandato desde que el país báltico de 1,3 millones de habitantes adoptó una democracia de tipo occidental a principios de la década de 1990 después de cinco décadas de invasión soviética.

"Esto nos ha dado estabilidad política", dijo Ansip, de 54 años, en declaraciones a periodistas esta semana.

Ansip ha recibido reconocimiento en su país y en capitales europeas por la manera de abordar una severa crisis económica en Estonia, que acabó con años de una trepidante expansión cuando una burbuja en el sector inmobiliario estalló y la perturbación financiera mundial suprimió toda esperanza de una pronta recuperación.

La economía tuvo en el 2009 una caída descomunal de 14%, y uno de cada cinco trabajadores perdieron el empleo. Avivado por exportaciones robustas, la expansión ha regresado y la tasa de desempleo ha disminuido aunque con su nivel de 14% es todavía una de las peores en la Unión Europea.

Sin embargo, el déficit público es uno de los más bajos entre los 27 países del bloque europeo.

Estonio ingresó el 1 de enero a los países con el euro como la moneda circulante en la culminación de una gestión de dos décadas en busca de mayor integración con Occidente. La medida significó un fuerte apoyo para el gobierno, aunque ocurrió en el apogeo de la crisis crediticia en Europa.

Según sondeos de opinión, el centro-derechista Partido de la Reforma, de Ansip, y su aliado conservador IRL podrían ganar más de la mitad de los votos y conseguir la mayoría entre los 101 escaños del Parlamento. Por ahora gobiernan con una minoría de 50 curules.

Los comicios del domingo son también clave para determinar al próximo jefe de Estado de Estonia debido a que los legisladores votarán por un nuevo presidente a finales de año. El Partido de la Reforma y los Social Demócratas apoyan la reelección del presidente Toomas Hendrik Ilves.

___

Jari Tanner contribuyó en la información.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes