Estudian pedido mexicano contra ejecuciones en EU

LA HAYA (AP). El gobierno de México presentó un pedido de emergencia ante la máxima instancia judicial de las Naciones Unidas, para detener la ejecución de sus ciudadanos condenados a muerte en Estados Unidos.

El representante de México ante la ONU, Juan Manuel Gómez Robledo, dijo que Estados Unidos "incumple sus compromisos internacionales" al no hacer caso de un fallo del Tribunal Internacional de Justicia del organismo mundial en el 2004, que falló que a los condenados les fue negado el acceso a sus representantes consulares conforme a un acuerdo internacional.

La instancia, conocida informalmente como la Corte Internacional, falló que los mexicanos tenían derecho a la "revisión y revaluación" de sus casos y sentencias para determinar si las violaciones de las Convenciones de Viena de 1963 fueron determinante de alguna manera en el resultado del juicio y castigo.

Gómez Robledo indicó que si no son adoptadas medidas urgentes, urgente, cinco mexicanos "serán ejecutados antes de que terminen estos procedimientos.

El presidente estadounidense George W. Bush aceptó el fallo y pidió a las cortes estatales que revaluaran los casos, a lo que se ha negado Texas.

El caso fue remitido a la Corte Suprema de Estados Unidos, la cual falló en marzo, por seis votos a favor y tres en contra, que Bush carece de autoridad para hacer que las cortes estatales acaten el fallo de La Haya. Las convenciones de Viena no tienen carácter obligatorio para las cortes estatales estadounidenses, a menos que el Congreso promulgue una ley federal, según falló la Corte Suprema.

México pidió al Tribunal Internacional que emitiera una "reinterpretación" de su fallo anterior, para aclarar lo que quería decir cuando pidió a Estados Unidos que "revisara y revaluara" los casos de los reos condenados, y que mientras tanto dejara en suspenso las ejecuciones.

Los representantes estadounidenses responderán el martes por la tarde a los alegatos mexicanos ante los 13 miembros del tribunal.

Sandra Babcock, en representación de México, dijo que el fallo de la Corte Mundial de hace cuatro años se refirió a los 51 mexicanos que se encontraban en aquel entonces en los pabellones de la muerte de Estados Unidos. desde entonces, 33 de ellos solicitaron la revisión de sus casos en tribunales estatales.

Empero, solamente fue otorgada una petición, según Babcock. Un segundo recluso aceptó una pena de cadena perpetua a cambio de renunciar a su petición de revisión.

"Todas las otras gestiones para hacer cumplir el fallo (internacional) fracasaron", dijo la letrada.

México dijo que cinco de sus ciudadanos serán ejecutados pronto. El primero, el 5 de agosto, es José Medellín, de 33 años, convicto de violación en cadena y homicidio de dos muchachas adolescentes hace 15 años.

Las autoridades texanas dijeron que el caso de Medellín fue revisado por los tribunales estatales y federales e insiste que recibió los mismos derechos y garantías judiciales y procesales que cualquier otro ciudadano estadounidense.

Empero, México sostiene en su apelación ante la Corte Mundial que la obligación de Estados Unidos de respetar el derecho internacional vincula igualmente a los estados de una federación. "Estados Unidos no puede invocar la ley municipal como justificación para no observar sus obligaciones legales internacionales", insistió el equipo legal mexicano.

El Tribunal Internacional de Justicia es el brazo judicial de la ONU para solucionar las disputas legales entre los estados miembros. Sus fallos son vinculantes y no pueden ser apelados, y raramente han sido desafiados. Aunque carece de poderes para hacerlos cumplir, el tribunal puede denunciar ante el Consejo de Seguridad el incumplimiento de sus sentencias.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada

¿Quieres comer en los mejores restaurantes?

Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes