Estudiantes chilenos denunciarán represión policial ante CIDH

SANTIAGO DE CHILE (AP). Los dirigentes universitarios chilenos denunciarán ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos la "violencia indiscriminada" de la policía para reprimir movilizaciones estudiantiles que presionan por cambios educacionales, informó el domingo el vocero del movimiento, Giorgio Jackson.

La decisión fue adoptada el sábado tras una prolongada reunión, en el sur, de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), que agrupa a los líderes de las 25 universidades estatales, que también determinaron seguir la campaña contra la ley del presupuesto 2012, que consideran insuficiente.

"Los distintos casos se van a presentar el 28 de octubre en Estados Unidos", dijo Jackson, presidente de los alumnos de la Universidad Católica.

La Confech inició una campaña para internacionalizar el problema de la educación chilena, que incluyó exposiciones en Europa ante representantes de la OCDE y de la comisión de derechos humanos de Naciones Unidas.

Las denuncias de la Confech estarán a cargo de los asesores jurídicos de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile y de representantes de la Fundación Ciudadana, ligada a la centroizquierda.

"Ellos tienen la posibilidad de recurrir a los distintos organismos internacionales, pero finalmente, las soluciones las tenemos que encontrar acá", respondió el domingo el ministro de Educación, Felipe Bulnes, durante su participación en el programa Estado Nacional, de la televisión estatal.

Las movilizaciones de los estudiantes secundarios y universitarios, que están por cumplir seis meses, se traducen en multitudinarias y pacíficas caminatas en medio de bailes, cantos y coloridas coreografías, que invariablemente concluyen con desórdenes, destrucción de inmobiliario público y privado, protagonizados por encapuchados que se infiltran entre los manifestantes hacia el final de la protesta.

La policía reprime violentamente con gases lacrimógenos y carros lanza aguas, sin distinguir entre manifestantes y encapuchados.

Los estudiantes demandan una educación gratuita y de calidad, el fin al lucro en las universidades privadas que reciben aportes estatales, que los colegios secundarios vuelvan a ser administradas por el Estado y mayores aportes fiscales fijos o basales para los planteles superiores.

Juan Manuel Zolezzi, presidente del Consorcio de Universidades Estatales, aseveró que "los aranceles universitarios chilenos son los más altos del mundo, porque los aportes basales son los más bajos del mundo".

La rebelión estudiantil alcanzó al presupuesto del 2012, que debe ser aprobado por el congreso a más tardar el 30 de noviembre, y que según el ministro Bulnes creció un 17% en la partida para la educación superior

Jackson dijo que la Confech presentará una propuesta de reforma tributaria para que las demandas estudiantiles puedan ser satisfechas, pero el gobierno del presidente Sebastián Piñera rechaza discutir un probable cambio en los impuestos junto con la ley presupuestaria.

Agregó que el proyecto del presupuesto en materia educacional "es realmente vergonzoso para todo el tiempo que llevamos movilizados y que la ciudadanía está demandando cambios profundos".

Los dirigentes estudiantiles están resueltos a seguir movilizados y ya anunciaron una concentración para el 5 de noviembre y una marcha tres días después.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes