Eurocámara evita señalar a países de la UE en su informe sobre evasión fiscal

La Eurocámara aprobó hoy un informe con recomendaciones para mejorar la lucha contra la evasión fiscal, pero no logró ponerse de acuerdo para mencionar a los países de la UE sospechosos de permitir estas prácticas ni para pedir una lista de paraísos fiscales en el propio club comunitario.

El pleno del Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy con 492 votos a favor, 50 en contra y 136 abstenciones una resolución con más de 200 recomendaciones para los Estados miembros y la Comisión Europea, resultado de 18 meses de trabajo de la comisión especial sobre los Papeles de Panamá, el escándalo que reveló las actividades en este paraíso fiscal de numerosas personalidades.

El presidente de esa comisión y ponente de la resolución, el eurodiputado conservador alemán Werner Lange, se mostró "satisfecho" con el informe puesto que tuvo un "amplio respaldo" en el pleno, a pesar de que no salieron adelante por un "estrecho margen" las enmiendas que pedían a la Unión Europea (UE) actuar a nivel interno.

En una rueda de prensa, Lange lamentó que no se aprobaran las peticiones del grupo socialdemócrata para que la Unión cree un listado con los países del club comunitario que podrían ser considerados paraísos fiscales.

En la lista negra de terceros países que no cooperan en materia fiscal aprobada la semana pasada por los ministros de Finanzas de los Veintiocho tampoco se incluyeron Estados miembros de la Unión Europea.

"Tenemos 17 países en una lista negra y 47 en una lista gris. Es apropiado que la UE ponga su propia casa en orden", dijo el eurodiputado, quien subrayó que tampoco prosperó la petición para mencionar directamente a Irlanda, Luxemburgo, Holanda y Malta.

Según un reciente informe de la ONG Oxfam, esos países serían considerados paraísos fiscales si se les aplicasen los criterios que la UE establece para terceras jurisdicciones.

"En total hay 35 jurisdicciones con reglas especiales en la UE, como las Islas del Canal (de la Mancha) o antiguas colonias, y tendremos que estudiar esto también", dijo Lange.

También se quedó en el tintero la petición para fijar un tipo mínimo del impuesto de sociedades en la Unión.

Por el contrario, prosperaron las recomendaciones que instan a los Estados miembros a mejorar la transparencia en materia fiscal y poner fin al secretismo en sus negociaciones sobre política impositiva, que se desarrollan en buena medida en un grupo de expertos denominado Grupo del Código de Conducta, que no rinde cuentas ante la Eurocámara.

Igualmente, les llamaron a cambiar sus reglas para que las normas fiscales puedan adoptarse por mayoría, y no solo por unanimidad como ocurre ahora, con el objetivo de evitar que se bloqueen propuestas importantes.

Los eurodiputados aprobaron también constituir una comisión de investigación permanente en materia de evasión fiscal en el seno de la Eurocámara.

El informe no tiene valor legislativo, por lo que dependerá de la Comisión y los países decidir si siguen las recomendaciones. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes