Europa paralizada por una ola de frío y nevadas

KIEV ( AFP) Varios países de Europa se encontraban este domingo prácticamente paralizados por la ola de frío e intensas nevadas que en los últimos días provocó la muerte de casi 300 personas y dejó pueblos sepultados bajo la nieve.

El saldo de víctimas va en aumento y el domingo llegaba a los 297 muertos, en su mayoría en el Este del continente europeo, en especial en Ucrania y en Polonia, los dos países más afectados que suman 184 víctimas.

En Ucrania, las autoridades contaban el domingo 131 muertos y unas 2.000 personas hospitalizadas. Los puestos temporarios de socorro, con calefacción y comida caliente, ya han recibido más de 75.000 personas en los últimos días.

El domingo la temperatura era de unos 10 grados centígrados bajo cero en Kiev, pero el viernes había alcanzado los 21 bajo cero e incluso los -30° por la noche.

En tanto, en Polonia los termómetros registraron 22 grados bajo cero el sábado por la noche en el nordeste del país, donde el frío se cobró ocho nuevas víctimas, elevando el total a 53.

En su mayoría, se trata de personas sin domicilio fijo, muchas de ellas alcohólicas. Por ello, los centros de socorro se vieron forzados a quebrantar el reglamento y aceptar personas en estado de embriaguez.

La capital de Bosnia, Sarajevo, estaba el domingo prácticamente paralizada, cubierta por más de un metro de nieve. Sólo las avenidas principales y unas pocas calles del centro eran transitables.

Durante la noche, camiones y bulldozers lograron abrir camino en la nieve a decenas de vehículos bloqueados en la región de Mostar, en el sur del país, donde helicópteros abastecían de víveres a vecinos aislados en la zona montañosa.

Los presidentes de Croacia y Serbia, respectivamente Ivo Josipovic y Boris Tadic, quedaron bloqueados momentáneamente en una estación de esquí.

El saldo en la mañana del domingo en Serbia era de nueve muertos y un desaparecido.

Por su parte, en Rumania, seis nuevas muertes fueron confirmadas el domingo, elevando el total a 34 en los últimos días.

Además, se habían registrado 15 muertos en Lituania, 10 en Letonia, seis en la República Checa, cuatro en Austria, dos en Croacia y Grecia, y uno en Eslovaquia, Montenegro y Macedonia.

Unas 12.000 personas se vieron privadas de calefacción en una ciudad rusa próxima a San Petersburgo, donde las temperaturas cayeron a 23 grados bajo cero en la noche del sábado.

La situación era menos grave en el oeste del continente.

El frío intenso persistía en Francia el domingo, mientras que en Italia, la capital, Roma, estaba cubierta de nieve.

La temperatura llegó a 40 grados bajo cero el sábado por la noche en Finlandia, donde el hielo, la tempestad de nieve y el viento glacial provocaron numerosos accidentes en Helsinki.

A pesar de esas condiciones meteorológicas, los aeropuertos finlandeses, preparados para el frío y las nevadas, funcionaban sin mayores problemas, y los electores acudían a votar en las elecciones presidenciales.

La noche del sábado fue la "más fría de este invierno" en Alemania, donde las islas turísticas de Juist y Wangerooge estaban completamente inaccesibles.

Incluso el Reino Unido se vio afectado, con una capa de nieve de más de 16 centímetros en Suffolk (este) que obligó a numerosas personas a pasar la noche en el interior de sus automóviles, bloqueados por la nevasca

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes