Evo Morales desecharía posibilidad de tercera reelección

LA PAZ (AP). Con una bandera boliviana en sus manos, el presidente Evo Morales se integró el lunes a una multitudinaria marcha de campesinos y sindicalistas para exigir al Congreso la convocatoria a un referendo sobre una nueva constitución, en tanto se informó que el gobernante habría descartado la posibilidad de una tercera reelección.

No hubo versión inmediata del gobierno sobre esta información.

"El Presidente, de una manera muy desprendida, ha planteado eliminar, en los hechos, la reelección", dijo a la prensa el ministro de Desarrollo Rural, Carlos Romero.

Romero representa al gobierno en las negociaciones sobre el texto constitucional donde el tema más discutido ha sido la reelección presidencial.

Poco después, el senador oficialista Félix Rojas dijo que los legisladores acordaron que "el referendo a la Constituyente será el 25 de enero del 2009", y en diciembre del mismo año serían elecciones generales.

La declinación de Morales sería con el fin de permitir un acuerdo con parlamentarios opositores para convocar al referendo sobre una nueva constitución.

Sin embargo la diputada Ninoska Lazarte, de la fuerza opositora Podemos, dijo a la AP que este acuerdo no es total ya que existe "desconfianza" por parte de los parlamentarios de esta agrupación.

"Es difícil creerle al gobierno. Ojalá respete este acuerdo y esperamos que los veedores internacionales garanticen que se le dé cumplimiento", acotó.

Según la propuesta, Morales sólo podría seguir en su cargo hasta el 2014 con una reelección después que se apruebe la nueva carta magna. El mandatario pretendía dos reelecciones que le permitiría gobernar hasta el 2019.

A tempranas horas de la mañana Morales se incorporó a la multitudinaria marcha hacia el Congreso, que se inició el lunes de la semana pasada en Caracollo, a 200 kilómetros de La Paz.

"Estoy acompañando esta marcha pacífica para que el Congreso pueda rápidamente aprobarlo (la ley), es una marcha por la Unidad de Bolivia, con autonomías, con igualdad, respetando nuestra identidad", dijo Morales a la AP, mientras la caminata se encontraba en las cercanías de la capital.

Morales se ubicó al lado del dirigente de los campesinos, Fidel Surco, quien anunció que si el Congreso no convoca a la ley, se iniciaría un cerco, y como última medida, pedirían "el cierre del Congreso".

"Para mi es difícil, pero estoy obligado a respetar la decisión del pueblo boliviano", señaló Morales, tras escuchar la posición de Surco. También recordó que en su época de dirigente, lideró varias marchas.

El referendo debe ser convocado por dos tercios de los votos en el legislativo pero ni los opositores ni los oficialistas cuentan con esa cantidad.

El sábado por la noche, el ministro Romero había dicho en rueda de prensa que "no se pudo cerrar un pacto político", por un "chantaje" de la oposición, aunque aclaró que no se trata de una ruptura sino de "un entrabamiento de las negociaciones".

Morales acusó a los parlamentarios opositores de no querer dejar sus cargos y someterse también a elecciones.

"Lamentablemente, las mayorías son rehenes de estas minorías y nuestros parlamentarios están dispuestos a acortar sus mandatos pese a que hemos sido ratificados con un 67%", expresó Morales en referencia al referendo de agosto en el que el presidente fue ratificado en su cargo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes