Evo Morales legalizará las hojas de coca

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que en su próximo Gobierno, que está seguro de ganar en los comicios de octubre, se consolidará la legalización de parcelas de hojas de coca del Chapare (centro) que están al margen de la ley.

En un discurso en esa región, el mandatario se refirió a los cultivos conocidos como "catos", que son parcelas de 1.600 metros cuadrados, de los productores de las federaciones del Chapare, que hoy lo ratificaron como su máximo dirigente por dos años más.

" Esta gestión, después de las elecciones, debe ser para consolidar mediante la ley el 'cato' de coca. Esa debe ser nuestra responsabilidad porque en este momento, hermanos y hermanas, solo con la fuerza sindical estamos haciendo respetar el 'cato' de coca", dijo el mandatario en un discurso ante sus bases cocaleras.

Morales reconoció que de acuerdo a la ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas, que data de 1988, "no debería haber" los 'catos' de coca en el Chapare, por lo que ahora se necesitan reformas legales para que esos cultivos se consoliden.

El mandatario, que buscará su tercer mandato consecutivo en los comicios del 12 de octubre próximo, también explicó a sus bases que debe hacerse un control social y uno estatal sobre esos cultivos para que las extensiones llamadas "cato" no sean rebasadas.

La citada ley solo reconoce como legales 12.000 hectáreas de coca de la zona de Los Yungas de La Paz (oeste), pero en Bolivia existen 23.000 hectáreas, parte de ellas en el Chapare, según datos a 2013 difundidos en junio por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

El Gobierno ha expresado varias veces su deseo de elevar de 12.000 a 20.000 las hectáreas de coca permitidas legalmente, aunque un estudio financiado por la Unión Europea y el mismo Ejecutivo estableció el año pasado que Bolivia no necesita más de 14.705 hectáreas para cubrir la demanda de coca para usos legales.

La hoja de coca tiene en Bolivia usos culturales, religiosos, industriales, medicinales, pero sobre todo es mascada habitualmente en varios sectores sociales, práctica denominada "acullicu".

El "acullicu" ha sido reconocido por las Naciones Unidas como una tradición cultural boliviana, aunque el organismo internacional sigue considerando a la planta como un estupefaciente al contener alcaloides con los que se fabrica la cocaína.

En la reunión de los cocaleros de hoy, Morales fue elegido para volver a presidir las seis federaciones de cocaleros del Chapare por dos años más como viene haciendo desde hace 18, aunque él asegura que se trata de una designación simbólica.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7