Evo Morales en marcha contra la oposición

La Paz (AP). El presidente Evo Morales recordará el lunes sus tiempos de líder cocalero cuando inaugure una marcha campesina y de sindicatos afines a su gobierno hacia La Paz para presionar a la oposición política a convocar a un referendo para ratificar un proyecto de constitución.

"Evo Morales inaugurará la marcha en su condición de presidente y líder de los movimientos sociales", dijo a la AP por teléfono el dirigente de los cocaleros Julio Salazar.

La caminata de 160 kilómetros partirá de la localidad altiplánica de Caracollo y concluirá en La Paz el 20 de octubre para cuando el Congreso inicie sus debates. El oficialismo controla la Cámara de Diputados, la oposición el Senado y la convocatoria a consulta precisa de un acuerdo entre ambos.

Salazar anticipó la participación en la marcha de "miles" de campesinos, indígenas y sindicatos afiliados al Consejo Nacional por el Cambio (Conalcam), que respalda a Morales.

También la Central Obrera Boliviana (COB) participará de la protesta, dijo el sábado su principal dirigente Pedro Montes. "Buscamos fortalecer el movimiento que busca cambios en el país", dijo a la emisora Patria Nueva.

Salazar no descartó que la protesta concluya con un "cerco al congreso". "Dependerá de cómo se comporten los parlamentarios (legisladores)", dijo.

Una comisión multipartidaria del Legislativo busca consensos en torno al proyecto constitucional que Morales pretende llevar a referendo en enero de 2009 a pesar del rechazo de la oposición.

Líderes opositores autonomistas rechazaron respaldar al proyecto a menos que el gobierno acepte discutir todo el texto que fue aprobado por la Asamblea Constituyente en diciembre del año pasado con la presencia de la mayoría oficialista y en ausencia del grueso de la oposición.

Morales advirtió la semana pasada que el proyecto irá al voto "quieran o no" los opositores. "Que el pueblo decida", dijo, pero descartó abrir todo el texto.

La oposición regional y política exige, además de la revisión, una auditoria al padrón electoral para evitar un posible fraude como condición para respaldar el plebiscito.

Morales aceptó incluir varias recomendaciones sobre autonomías regionales de parte de los prefectos opositores (gobernadores) pero los desacuerdos en torno el proyecto constitucional frustró un consenso en un diálogo que finalizó la semana pasada con participación de observadores internacionales.

El proyecto constitucional propone la reelección presidencial, postula una economía estatista, limita la extensión de los latifundios y otorga más poder a los indígenas.

La Asamblea Constituyente fracasó en su búsqueda de un proyecto de consenso lo que ahondó la confrontación política y regional que el mes pasado estalló en crisis cuando cuatro regiones autonomistas promovieron violentas protestas contra Morales que dejaron 15 muertos en la región amazónica de Cobija.

El proyecto de Morales postula una visión del país contrario a la política, a la que alienta la oposición conservadora que parece decidida a frenar el proceso constitucional.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes