Ex presidente de facto de Perú niega colaboración con Plan Cóndor

LIMA (AP). El ex presidente de facto Francisco Morales Bermúdez, cuya extradición pidió un juez argentino, negó el viernes que la deportación a Argentina de 13 peruanos opositores en 1978, fuera parte de Plan Cóndor, montado entonces por dictaduras sudamericanas.

Morales Bermúdez, general retirado, de 90 años, manifestó que su gobierno era diferente de las dictaduras militares de los países vecinos, y aseguró que el régimen militar que encabezó (1975-1980) buscaba concretar una "transición metódica" hacia la democracia en Perú.

"Era un proceso llevado en forma muy firme. Había un grupo de izquierda radical que comenzó a manejar ciertas situaciones que dificultaban el proceso, entonces, el gobierno tomó la decisión de extrañarlos del país y esas fueron las circunstancias en que llegaron a Argentina", declaró Morales Bermúdez a la emisora Radioprogramas.

"Esto no tiene nada que hacer con el Plan Cóndor", aseveró.

Además señaló que el gobierno argentino otorgó asilo a los peruanos deportados. "No fueron mandados a que se les haga daño", dijo.

El juez federal argentino Norberto Oyarbide pidió en la víspera la extradición de Morales Bermúdez, a quien investiga en un juicio que incluye al ex dictador argentino Jorge Videla y a su ministro del Interior, Albano Harguindeguy, en el marco de una causa relacionada con el Plan Cóndor, una coordinación de los gobiernos militares de la región de la década del 70 y 80 para reprimir a sus opositores.

La causa, en la que se ha visto envuelto el ex presidente peruano, se inició en 2008 con la denuncia del peruano Ricardo César Napuri Schapiro, quien afirmó que como parte de la operación Plan Cóndor, el 25 de mayo de 1978 fue secuestrado un grupo de ciudadanos peruanos opositores a la dictadura encabezada por Morales Bermúdez. Todos fueron llevados en un avión militar peruano a Argentina y entregados a una brigada antisubversiva del Ejército Argentino.

En Perú la noticia del pedido de extradición contra el anciano general ha dividido las opiniones.

El abogado Ronald Gamarra, un prominente activista de derechos humanos en Perú, consideró que sí hay indicios de que Perú colaboró con el Plan Cóndor, y mencionó como ejemplo la captura en Lima en 1980 de ciudadanos argentinos acusados de subversión que fueron entregados a militares argentinos y sacados del país por la frontera con Bolivia.

"Esas son las circunstancias que llevan a determinar a uno que Perú sí tuvo una vinculación con el Plan Cóndor... Es impensable sostener que Morales Bermúdez no conocía de todos estos hechos", sostuvo Gamarra.

El congresista Javier Diez Canseco, quien fue uno de los 13 deportados, negó que exista un "ánimo de revancha ni de venganza" contra Morales Bermúdez.

"Hay deseo de que se conozca la verdad, se haga justicia y se dé una señal importante al mundo de que las violaciones cometidas por las dictaduras militares y los abusos que algunos gobiernos cometen actualmente no van a quedar impunes", declaró el legislador a la agencia Andina.

Pero el legislador Martín Belaunde salió en defensa de Morales Bermúdez señalando que hay que tomar en cuenta las circunstancias de la época. Morales Bermúdez había depuesto en agosto de 1975 al general Juan Velasco Alvarado, quien fue gobernante de facto de Perú por siete años.

"El general Morales Bermúdez como jefe de estado presidió un proceso muy accidentado, muy difícil, en crisis económica, de vuelta a la democracia", señaló Belaunde, quien manifestó su oposición a que sea extraditado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes