Ex jefe de ejército peruano afirma que nunca ordenó matar

LIMA (AP). El ex jefe del Ejército, Nicolás Hermoza, aseguró el lunes en el juicio al ex presidente Alberto Fujimori, que nunca dio orden de matar, y desestimó los testimonios de quienes fueron miembros de un escuadrón de la muerte que lo implicaron en sus crímenes.

Hermoza, uno de los hombres más importantes del gobierno de Fujimori (1990-2000), y que también está encarcelado, viene declarando como testigo en el juicio seguido al ex mandatario por delitos de asesinato y secuestro por las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992). El ex militar es procesado separadamente.

"Yo jamás di una orden para matar a una persona. ¡Jamás!", afirmó el ex general de 73 años.

"No sugerí, no ordené, ni por escrito ni verbalmente", insistió.

Hermoza calificó como "versiones incriminatorias sin ningún sustento" los testimonios que dieron en el juicio meses atrás ex técnicos y suboficiales de inteligencia del ejército que formaron el denominado grupo Colina, un destacamento creado para combatir a los insurgentes por medio de una guerra sucia que derivó en varias matanzas.

El ex general cuestionó que algunos de esos agentes hayan hecho aseveraciones sobre la línea de mando del ejército y del estado sin tener ningún conocimiento del caso. Atribuyó sus testimonios al deseo de acogerse a los beneficios de una ley de arrepentimiento por la cual pudieron obtener menores penas a cambio de colaborar con la justicia.

"Han declarado lo que han querido... Acá han venido a hacer unas líneas de mando con suposiciones y especulaciones. Gente que nunca hizo un plano, personal que no ha hecho ni un curso básico ni un curso avanzado", cuestionó.

Los ex agentes de Colina son los únicos que han admitido haber tenido participación en las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, en las que 25 personas fueron asesinadas tras ser señaladas como terroristas. Algunos de ellos dijeron que Hermoza, como jefe del ejército, tenía que haber conocido las operaciones del grupo, al igual que Fujimori, en su condición de jefe supremo de las fuerzas armadas.

En otro momento de su testimonio Hermoza admitió que fue persuadido por el ex jefe de inteligencia Vladimiro Montesinos de firmar una orden para que durante el autogolpe del 5 de abril de 1992 las fuerzas del orden pudieran "inmovilizar" a figuras de la oposición, lo que implicaba restringirles la posibilidad de movilizarse o salir de sus domicilios.

Sin embargo, la orden fue usada para detener ilegalmente a los opositores y confinarlos en cuarteles por varios días.

El ex general pidió perdón a las personas que fueron afectadas por esa disposición que llamó una "orden indebida".

El tribunal también juzga a Fujimori por el secuestro de un periodista y un empresario durante los hechos del 5 de abril.

La fiscalía ha pedido que se le imponga 30 años de prisión.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes