Ex primer ministro paquistaní designa a su sucesor tras ser destituido

Tras ser destituido por la Corte Suprema, el ex primer ministro paquistaní Nawaz Sharif nombró este sábado a su sucesor provisional aunque advirtió que su favorito para el cargo es su propio hermano, Shahbaz, que deberá primero presentarse a unas elecciones.

El ex ministro de Petróleo paquistaní, Shahid Khaqan Abbasi, fue el elegido de Sharif para ocupar por el momento el cargo de jefe de gobierno, anuncio que hizo en un desafiante discurso pronunciado ante la plana mayor de su partido.

Sharif fue destituido por la Corte Suprema paquistaní el viernes a causa de un caso de corrupción vinculado a los denominados Papeles de Panamá, un escándalo internacional que se ha llevado por delante a responsables políticos y empresarios en el mundo entero.

Los Papeles de Panamá son millones de documentos filtrados de una firma de abogados que representa intereses de poderosas empresas, personalidades e inversores con conexiones políticas en decenas de países. El escándalo estalló el año pasado y rápidamente se estableció una conexión con Pakistán.

"Apoyo a Shahbaz Sharif (como sucesor) pero mientras espera a presentarse a las elecciones, por el momento designo a Shahid Khaqan Abbasi" como nuevo primer ministro, anunció Sharif ante su formación, la Liga Musulmana de Pakistán.

La Liga dispone de mayoría en el Parlamento y la designación del ex ministro paquistaní debería ser aprobada sin problemas.

El hermano de Sharif, Shahbaz, es el jefe del gobierno provincial de la rica región de Punyab (centro). Para poder ser candidato a primer ministro paquistaní debe ser elegido diputado federal.

Las próximas elecciones legislativas en Pakistán están convocadas en junio del año que viene, pero Shahab, con fama de enérgico, podría escoger presentarse en la elección avanzada que ahora deberá celebrarse en la circunscripción electoral de su hermano destituido.

La destitución de Sharif, un veterano político que nunca ha podido completar ninguno de sus tres mandatos al frente del gobierno paquistaní, provocó inquietud política.

Una investigación oficial reprocha a la familia Sharif una "importante disparidad" entre sus ingresos y su nivel de vida.

Se sospecha que el primer ministro ocultó la verdad sobre las sociedades y bienes inmobiliarios que poseían sus hijos a través de empresas en paraísos fiscales, algo que ellos niegan.

En particular se acusa a tres de sus cuatro hijos: Hasan, Husein y su hija Maryam Nawaz, considerada su heredera política a un año de las legislativas.

El centro del caso es la financiación de unos apartamentos de lujo en Londres que tiene la familia Sharif a través de sociedades gestionadas por el bufete panameño Mossack Fonseca.

La Corte Suprema decidió que Nawaz Sharif no podía seguir ejerciendo el cargo, tras solicitar una nueva investigación a la oficina nacional anticorrupción.

Ante sus partidarios, el ex primer ministro se declaró "orgulloso" de su trayectoria. "No he recibido ningún dinero debajo de la mesa ni he manchado mi nombre" aseguró ante sus partidarios.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7