Ex policía amenaza con matar a rehenes en Filipinas

Manila (EFE). El ex policía que mantiene secuestrados a 16 rehenes en el interior de un autocar en Manila ha amenazado con matarlos si las fuerzas de seguridad se aproximan y se han escuchado disparos.

Cerca de una veintena de agentes están situados a ambos lados del vehículo, y aparentemente se disponen a penetrar en su interior tras haber disparado contra las ruedas

El conductor del autocar ha declarado a una radio local, que ninguna persona había resultado herida, aunque ese extremo no ha sido confirmado por la Policía.

En declaraciones a una radio local, el secuestrador, que está armado con un fusil ametrallador, dijo que "estoy viendo a muchos SWAT (miembros de los comandos de intervención). Sé que quieren matarme. Tienen que irse todos porque en cualquier momento haré lo mismo aquí".

El secuestrador tomó el control del vehículo a las 9 de la mañana hora local (01.00 GMT) con un fusil de asalto M-16 y mantiene negociaciones con las autoridades.

La Policía identificó al sospechoso como Rolando Mendoza, un antiguo inspector con el grado de capitán que fue apartado del cuerpo en 2008 tras verse implicado en un turbio asunto de robo, extorsión y tráfico de drogas.

El portavoz de la Policía Nacional, Agrimero Cruz, indicó que tres mujeres y tres niños fueron liberados en un primer momento por Mendoza y trasladados luego a las dependencias policiales para que aportasen información.

Una de las liberadas fue una madre que salió del vehículo llevando de la mano a sus tres hijos pequeños y a quienes cerca de la puerta del vehículo aguardaban dos negociadores de la Policía.

Cerca de una hora después, el secuestrador liberó a otro rehén, un hombre de mediana edad que dijo ser diabético, y al que dejó ir a cambio de que las autoridades suministrasen agua y alimentos.

En las últimas horas han sido puestos en libertad otros dos rehenes filipinos, el guía-intérprete y un fotógrafo, Danilo Negrín, de 64 años, de modo que son 16 las personas que permanecen cautivas.

El secuestrador se subió al vehículo cuando éste provenía del casco histórico de Intramuros y se encontraba a apenas 150 metros de una comisaría.

Según los datos policiales, el inspector Rolando Mendoza fue expulsado definitivamente del cuerpo el pasado enero junto a otros cuatro agentes por la Defensora del Pueblo de Filipinas.

El ex inspector extorsionó hace dos años a un ciudadano filipino, Christian Kalaw, al que exigió 20,000 pesos (unos 444 dólares, 349 euros) por permitirle aparcar en un lugar prohibido, conducir sin licencia y consumo de drogas.

De acuerdo con el citado informe policial, el ex oficial y otros tres agentes obligaron a Kalaw a tragarse un sobre lleno de metanfetamina hidroclórida, una droga alucinógena de extendido consumo en el sudeste de Asia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes